16 de octubre de 2019, 9:05:20
Deportes


El Madrid salva los muebles en Valladolid pero no espanta sus fantasmas (1-4)



El Real Madrid salvó los muebles en Valladolid con un marcador engañoso pero no espanta sus fantasmas. El 1-4 no reflejó lo visto sobre el campo, sobre todo en la primera mitad, pero el equipo de Pucela fue muy indolente y demostró por qué está viendo peligrar su futuro en Primera. A pesar de que le pasó por encima al Madrid en la primera media hora de partido, falló un penalti y vio cómo 2 tantos los marcaba en fuera de juego eran anulados. Después se adelantó Anuar, con un 1-0 que parecía indicar a una nueva debacle blanca y al despido fulminante de Solari.

Pero sin que los jugadores madridistas hicieran mucho por remontar, se encontraron con el empate gracias a un gran fallo del portero local, Masip, al que se le escapó un despeje y Varane aprovechó para marcar a puerta vacía. El empate rompió psicológicamente al conjunto vallisoletano y el Madrid supo sacarle rendimiento. Óscar Plano le hacía nada más comenzar la segunda parte un penalti brutal a Odriozola y Benzema ponía el segundo en los 11 metros.

Roto ya el Valladolid, al ver que sus esfuerzos no valían para nada, el Madrid, esta vez sí, tuvo gol y marcó otros 2 tantos más. Uno a placer, de cabeza, de Benzema, tras otra mala defensa local, rematando a placer. Con Casemiro expulsado por doble amarilla, el Valladolid tampoco achuchó ni tuvo energías para ello y Modric ponía el cuarto a placer.

Mientras tanto, Solari se cargó definitivamente a Isco, fuera de la lista de convocados. "Es un tema zanjado y son cuestiones internas. Mañana es otro día. Empezamos a entrenar y empieza todo de nuevo", dijo sobre él el argentino en rueda de prensa, evadiendo cualquier marrón al respecto.

Sobre su futuro, comentó: "Trabajamos siempre igual. Hay ruido alrededor y es normal tras la última semana. Son semanas difíciles pero es importante ver reacción y carácter ante la adversidad. Trabajamos con el espíritu de siempre. Mañana seguiremos trabajando para sumar los próximos tres puntos y tratar de recortar si nos lo permiten los de arriba. Si no, sumar el mayor número de puntos posibles".

Benzema quiso espantar fantasmas de cismas internos en el vestuario: "El vestuario está unido siempre, si no no hubiéramos ganado hoy. Lo que pasa en el vestuario se queda en el vestuario. Yo veo a mis compañeros y al entrenador muy bien. Todos estamos juntos". "Tenemos un buen equipo. La gente tiene que estar con nosotros", sentenció el autor de un doblete que le pone con 13 goles en la tabla de goleadores de la Liga.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com