19 de octubre de 2019, 20:27:24
Nacional


Ciudadanos pasa de prometer regeneración y acabar con los 'cupos' a la sospecha de 'pucherazos' y a pactar con UPN

Por Diariocrítico

Ciudadanos nació con una carta de presentación asentada en tres premisas: un planteamiento socioeconómico liberal, una apuesta por la regeneración para limpiar de corrupción la política española y un marcado interés de recentralizar competencias autonómicas acabando con los 'privilegios' forales. De esos tres pilares, solo el primero no se tambalea a mes y medio de las elecciones, abriendo incluso la puerta a la privatizar la Educación y la Sanidad.


El fiasco en las primarias internas de Ciudadanos en Castilla y León que obligaron a nombrar a Francisco Igea como cabeza de lista en detrimento de la candidata del aparato, Silvia Clemente, por un polémico recuento en el que aparecieron más votos que votantes -registrándose decenas de apoyos de madrugada y desde un mismo ordenador- ha levantado una oleada de sospechas en otros territorios.

En Madrid y Murcia, tal y como informa la 'Cadena Ser', también han aparecido segundos aspirantes que han reclamado a la Comisión de Garantías del partido que haga un recuento de los votos y en Cantabria se está estudiando el asunto.

Si bien la formación de Albert Rivera dio el salto a la esfera nacional hace años con una promesa de regeneración y transparencia, las sospechas de 'pucherazo' han enturbiado la marca a falta de mes y medio de las elecciones generales.

Asimismo también se le reprocha la 'repesca' de tránsfugas de otros partidos con mochilas jurídicas a cuestas. Hay que recordar que la ex popular Silvia Clemente apareció en su día en los papeles del caso Gürtel, y que la candidata por Cantabria, Esther Merino, también fichada desde las filas de Génova, está siendo investigada por prevaricación y tráfico de influencias en el Tribunal Supremo, tal y como avanzó 'El Diario Montañés'.

Polémicas alianzas de Cs

El de la regeneración no es el único pilar de las esencias con las que nació Ciudadanos que se ha tambaleado a falta de mes y medio de las elecciones generales del 28-A. La elección de sus alianzas también ha tumbado su pretendida imagen de partido de centro y sus aspiraciones de recentralización de ciertas competencias autonómicas así como de eliminar los 'privilegios forales'.

El pacto con la ultraderecha de Vox para que PP y Ciudadanos llegaran a gobernar en la Junta de Andalucía supuso cierta crítica interna -si bien la más abierta llegó de las manos del candidato independiente de la formación naranja a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls-, pero la búsqueda de alianzas preelectorales con partidos que plantean políticas contradictorias con su propio programa podría ser aún más difícil de explicar.

Ciudadanos lleva años haciendo campaña contra el llamado 'cupo' navarro y vasco por considerar privilegios injustos los convenios económicos de dichas regiones. Sin embargo, acaba de firmar un acuerdo escorado a la derecha con el PP y UPN para concurrir juntos en las elecciones autonómicas de Navarra el próximo 26 de mayo, incluyendo un reconocimiento expreso al régimen foral de Navarra.

- El líder de Ciudadanos en Castilla y León no descarta llevar a los tribunales el 'pucherazo' en favor de Silvia Clemente

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com