16 de noviembre de 2019, 23:11:12
Nacional


El guardia civil que dirigió el registro del 20-S atribuye a Jordi Sànchez la 'voz cantante' sobre "la masa" y los Mossos

Por Diariocrítico

El teniente de la Guardia Civil al frente del registro de la consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 ha declarado como testigo en el juicio del procés ante el Tribunal Supremo. Su testimonio ha atribuido al ex presidente de la ANC, Jordi Sànchez el papel de "interlocutor de la masa" congregada, al tiempo que sostiene que la intendente de los Mossos, Teresa Plana siguió las instrucciones de Sànchez, que no tenía la intención de desalojar a los manifestantes.


Continúa el juicio del procés en el Tribunal Supremo con las declaraciones de testigos. Este lunes ha sido el turno del teniente de la Guardia Civil que estuvo al frente de la comisión judicial que participó en el registro de la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017, cuando se produjeron incidentes durante el cerco independentista a la Consellería.

El teniente ha asegurado que hubo "riesgo evidente y objetivo" para la seguridad del dispositivo por la actitud de la "masa" congregada frente a la Consellería mientras se producía el registro. Fue aquel día cuando la secretaria judicial tuvo que salir por la azotea del edificio, ante la imposibilidad de hacerlo por la puerta debido a la cantidad de personas concentradas hasta altas horas de la madrugada.

El agente ha ofrecido su relato sobre los hechos, que ha sido contundente respecto al entonces presidente de la ANC, Jordi Sànchez, a quien ha atribuido la voz cantante sobre "la masa", un "interlocutor válido". De hecho, ha afirmado que la intendente de los Mossos, Teresa Laplana le indignó al seguir las propuestas de Sànchez, que se negaba en un principio a desalojar a los concentrados.

El teniente ha asegurado que desde las 10.00 horas del 20-S había algunos manifestantes subidos a los coches de la Guardia Civil que se encontraban aparcados frente a la Consejería de Economía, ya ha afirmado que Sànchez no aceptó ninguna de sus propuestas para permitir el acceso de los detenidos, como el ex número 2 de Junqueras, Josep María Jové, ni para hacer un cerco de seguridad a los vehículos de la Benemérita.

La negativa de Laplana a desplazar a los manifestantes, "indignó" al teniente, que ha contado que la intendente de los Mossos seguía las propuestas del ex líder de la ANC.

"Jordi Sànchez tenía ese poder sobre la masa, se le sugirió que pidiera a la masa que se alejara cuatro metros para hacer una zona de seguridad y un cerco para los vehículos. Él dijo que la masa no se lo iba a permitir. Y la intendente Teresa Laplana aceptaba todas las propuestas de Sànchez", ha manifestado el guardia civil.

Según ha dicho, Sànchez no le dijo "en ningún momento que intentaría desconvocar la concentración y facilitar la actuación judicial". Y no fue hasta las 21.30 horas, cuando vio por primera vez al líder de Òmnium, Jordi Cuixart, junto a Sànchez.

Para entonces, la secretaria judicial había salido del edificio, y Sànchez y Cuixart habían desconvocado la concentración, aunque quedaban manifestantes. El resto de la comisión judicial no consiguió abandonar hasta las 4 de la madrugada el edificio, e incluso un equipo salió a las siete de la mañana del día 21.

El guardia civil ha asegurado que hasta entonces, salvo la secretaria judicial, nadie tuvo la "osadía" de salir, debido a la actitud de la "masa", y según ha dicho, dos agentes de los Mossos les advirtieron de que no debían salir cargados con las cajas de material y pruebas incautadas durante el registro. "¿Estáis locos? Si salís, os matan", asegura que le dijeron las agentes de la policía autonómica.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com