6 de diciembre de 2019, 14:16:44
Nacional


El jefe de la investigación del 1-O habla de "clima insurreccional" en el 'otoño del procés'

> "Aquello era literalmente un polvorín", ha afirmado en el juicio

Por Diariocrítico

El teniente coronel de la Guardia Civil que dirigió la investigación del referéndum soberanista del 1-O ha descrito como "insurreccional" el clima en Cataluña entre el 20 de septiembre y el 28 de octubre de 2017, en el 'otoño del procés'. En el juicio, ha ofrecido su relato sobre la investigación, así como sobre las acciones y 'escraches' contra la Guardia Civil y la Policía Nacional. Sobre el referéndum del 1-O, el teniente ha asegurado que era la "piedra angular" del desafío secesionista.


"Clima insurreccional" y "polvorín". Así se ha referido el jefe de la investigación del 1-O a la situación que se vivió en Cataluña entre el 20 de septiembre y el 28 de octubre de 2017, durante el 'otoño del procés'. En el juicio en el Tribunal Supremo, el teniente coronel de la Guardia Civil que dirigió la investigación ha relatado lo ocurrido desde que se ordenaron los registros a las sedes del Govern hasta que entró en vigor la aplicación del artículo 155.

El testigo se ha referido como "periodo insurreccional" a los días transcurridos entre el 20-S y el 28 de octubre, el día después de la declaración unilateral de independencia en el Parlament. Aunque ha asegurado que el 20 de septiembre se pudieron realizar "satisfactoriamente" los registros en las sedes del Govern, señala que fue "a costa de acciones extraordinarias de seguridad".

El teniente coronel ha revelado que el juez le había autorizado a utilizar la fuerza, "si la seguridad de los componentes de la comisión judicial en la Consejería de Economía se hubiera visto comprometida", y ha afirmado que tras valorarlo, optó por no hacer uso de la fuerza contra los manifestantes porque "no llegaron a entrar" en la Consejería. A partir de ese registro, "hubo que montar un dispositivo especial para que los registros no fueran conocidos con anterioridad".

El 20-S marcó a su juicio un antes y un después en el procés, "nos poníamos en un clima que podríamos calificar, por objetivos y por número de acciones, de insurreccional". Según ha contado, se produjeron 88 actuaciones contra la Guardia Civil y 47 'escraches' en casas cuarteles, así como otra veintena de acciones contra la Policía Nacional, mientras que se registraron dos contra los Mossos.

Aunque el clima "insurreccional" se prolongó hasta el 28 de octubre, el testigo ha matizado que el periodo de "máxima conflictividad" comprende entre el 20-S y el 3 de octubre, cuando se celebró la huelga general, "el paro de país".

"Aquello era literalmente un polvorín, los policías con un mínimo de responsabilidad sabíamos que cualquier incidente, podría derivar en una escalada incontrolable", ha manifestado. Según su relato, la sensación era compartida por los tres cuerpos policiales.

El jefe de la investigación del referéndum ha aseverado que el 1-O era "la piedra angular sobre la que pivotaba todo un proceso, la condición 'sine qua non' para la declaración de independencia o para poner al Estado en una situación de conflicto".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com