27 de febrero de 2020, 18:38:02
Nacional


Iceta y Suárez Illana revientan las campañas de PSOE y PP cuando mejor estaban en las encuestas



Cuando todo parecía más o menos tranquilo, a un mes de las elecciones generales del 28 de abril comenzaron PP y PSOE a complicarse la campaña. MIquel Iceta y Adolfo Suárez Illana han reventado la relativa tranquilidad de las campañas de PSOE y PP cuando mejor estaban en las encuestas, en los primeros puestos y asentando viejos resultados, sobre todo en el caso de los socialistas.

En el caso de estos últimos, el catalán Miquel Iceta, líder del PSC, ha sido quien ha roto la tranquila campaña que estaba realizando el PSOE. Asentado primero en las encuestas, su estrategia estaba siendo apostar por evitar polémicas y dejar que fueran los partidos que se juegan más votos quienes se complicasen la campaña con controversias en sus discursos y sus propuestas. Pero a Iceta le dio por conceder una entrevista a un medio vasco y abertzale, 'Berria', heredero del viejo 'Egunkaria'. Allí, el líder del PSC reconoció que bajo sus ideas, si los independentistas fueran más, habría que concederles el derecho de autodeterminación.

Las derechas de PP, Ciudadanos y Vox se lanzaron rápidamente al cuello socialista para asegurar que ésa era la agenda oculta del PSOE tras las elecciones: concesiones a los grupos catalanes a cualquier costa para lograr estar en el Gobierno de España los próximos 4 años. También fue raudo el PSOE al desmentir tal extremo asegurando que nunca concedería la independencia a un territorio del Estado.

Unas voces aseguran que Pedro Sánchez ha entrado en cólera y ha abroncado a Iceta por meterle en este lío cuando todo era un camino de rosas, pero otras opinan que pidió a Iceta introducir este debate como un globo sonda para ir ganando adeptos de cara a futuros pactos con los catalanes, que serán necesarios en cualquier caso para gobernar sin los votos de la derecha.

Suárez Illana, casi peor

Pero aún peor fue lo de Suárez Illana en el PP. Un político fallido, cuyo gran mérito era ser hijo del ex presidente Suárez, ha sido fichado por Pablo Casado como número dos en las listas de Madrid y esto ya de por sí molestó mucho internamente en el partido. Pero aún peor ha sido comenzar a escucharle en los medios, subiendo el tono en el debate sobre el aborto.

Suárez citó sin sentido la ley del aborto vigente en Nueva York, adulterando los datos y asegurando que allí era legal abortar después incluso del parto. Una macabra afirmación no basada en nada real y que además era imprecisa, por no decir que su comparación con los neandertales enojó más si cabe a colectivos feministas y sociales tanto dentro como fuera del PP.

Luego tuvo que rectificar y decir que había hablado con abogados de Nueva York para aclarar el tema y que había cometido un error, por lo que se disculpaba, pero exigía pasar página. Un cierre en falso que enoja más si cabe a muchos y que ha hecho que algunos sectores del PP pidieran explicaciones a Casado por su número 2 en Madrid. ¿Qué gana el PP rescatando el viejo debate del aborto, ya superado en nuestra sociedad? O mejor dicho... ¿qué votos busca ganar el PP con este debate forzado?, se preguntan muchos.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com