11 de abril de 2021, 19:06:06
Nacional


El 'recadito' del ex ministro Màxim Huerta a Pedro Sánchez

Por Diariocrítico

El ministro más breve de la historia de la democracia española, Màxim Huerta ha valorado su salida del Gobierno de Pedro Sánchez, en el que apenas permaneció una semana, hasta que saltó a los medios el escándalo del fraude fiscal por el que fue sancionado por la justicia en 2017. Diez meses después, el periodista y escritor ha roto su silencio en una entrevista en 'El País', con 'recadito' para Sánchez.


El mismo día que saltó a los medios de comunicación el fraude a Hacienda, el recién nombrado ministro de Cultura, Màxim Huerta puso fin a su paso por el Ejecutivo, convirtiéndose en el ministro más breve de la democracia. Desde aquello, que ocurrió en junio de 2018, no había comentado nada a la prensa sobre su abrupta dimisión, hasta que ha decidido romper su silencio en una entrevista en 'El País'.

Màxim Huerta ha reconocido que si bien el encargo de Pedro Sánchez fue algo "muy importante en mi vida, exceptuando la muerte de mi padre, también es lo que más sufrimiento me ha generado", y es que según ha dicho, "igual que fue una gran ilusión, que puse todo mi respeto y ganas en esa cartera, me ha dado el mismo volumen de dolor. Ha sido como una enfermedad, salvando las distancias".

A pesar del sufrimiento, asegura que si recibe ahora esa llamada "vuelvo a aceptar. Mi nivel de compromiso con algo que me gusta tanto como la cultura, y decidir, apoyar y fomentar las cosas que más me gustan en esta vida…, pues acepto, claro que acepto. Y aceptaría ahora. No puedes pensar en pros y contras, en lo que pueda pasar".

Huerta ha revelado cómo se sintió el día de su nombramiento, cuando considera que notó los prejuicios de compañeros y ex compañeros de profesión. "Desde las televisiones que van de progresistas y maestras del periodismo trataron mi nombramiento con un fondo de burla. Me di cuenta de que para algunos era un intruso. Mi madre también fue consciente. No soy gilipollas, soy mayor y tengo años, y hubo recochineo".

"Puedo asegurarte que en aquel momento sentí la pérdida de la inocencia. Si algo me quedaba del adolescente de pueblo, se rompió no el día que dimití, sino el que anunciaron mi nombramiento. Les parecí tan exótico... Llegué a sentir que preferían a Wert, mi antecesor en el cargo. Se satanizaba de dónde venía, que para casi todo el mundo no era otro sitio que el sofá de Ana Rosa, del que me siento muy orgulloso y en el que aprendí muchísimo. Pero nadie destacaba los años de informativos en Canal 9, cuando salté a presentar las ediciones nocturna y matinal de Telecinco o la cobertura del 11-S", ha manifestado.

Los titulares del 13 junio de 2018, en los que se podía leer que Huerta usó una empresa para defraudar a Hacienda 256.778 euros entre 2006 y 2008, dinamitaron su carrera política. El ex ministro ha criticado la 'doble vara' de medir de Sánchez con los escándalos que han salpicado a los miembros de su Ejecutivo.

"Se me cayó tanto el pelo de los nervios en su momento y estaba tan pagado, sufrido y saldado que ni lo recordaba hasta que volvió a aparecer. Y reitero: sanción administrativa, no fraude. Esa mañana al principio me rebelé, no quería irme. Reconozco que con un poco de apoyo por parte del Gobierno me habría quedado, pero unos años atrás Pedro Sánchez ya dijo que no tendría a nadie con sociedades en su Gobierno. Y fui consciente de que me había convertido en un problema para él. Luego se ha visto que las varas de medir las tenemos de diferentes tamaños, pero yo a las doce de la mañana ya tenía claro que se había acabado".

Aunque no ha entrado en detalles sobre su conversación con Sánchez tras comunicarle su dimisión, ha reconocido que tras la rueda de prensa en La Moncloa,se quedó "solo en el despacho, y sí que lloré. Estaba roto. El momento de soledad ahí, a puerta cerrada, fue fuerte. Llegó un amigo para ayudarme a recoger los trastos, las fotos de mis padres y mis sobrinas. Y para mi madre creo que fue un alivio. Uno de los momentos más bonitos que he tenido con ella fue aquella noche, los dos solos. Me quité el traje, apagamos la tele y cenamos frente a frente, sin sonido en el móvil. Luego me rompí algunas veces más, pero como mi madre siempre dice que hay que salir llorado de casa, me iba a la playa, donde no me viera".

"Me ofrecieron colaboraciones fijas si daba una entrevista, temporadas completas en algunos programas a cambio de hablar, pero preferí el silencio. No quería que de mí saliera ni una sola frase con rabia. En un país que echa fuego, lo último que quería yo era regalar titulares", ha dicho al ser preguntado por su silencio en estos meses.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com