22 de noviembre de 2019, 10:44:34
Nacional


Casado amenaza con bajar el salario mínimo a los españoles y luego dice que es una 'fake new'



Desafortunado día este miércoles para el líder del PP y candidato a la presidencia, Pablo Casado. El joven político acudía a primera hora al programa de Carlos Ansina en 'Onda Cero' y, en un arranque de sinceridad, se le escapó que, si gobierna, bajará el salario mínimo de 900 a 850 euros, que era la cifra que se habría pactado si hubiera seguido gobernando Mariano Rajoy antes de la moción de censura de 2018.

Casado amenazaba así con bajar el salario mínimo a los españoles, lo que hubiera sido la primera vez en la historia, y la noticia causó un terremoto político en todo el país. Podemos incluso le acusaba de ir contra los trabajadores pero ante el efecto causado, el mismo Casado se asustó y en declaraciones a periodistas entre sus actos de campaña programados para el día de hoy, aseguró que todo era una "fake new" contra él. "Esta semana estamos instalados en las 'fake news' y quieren alarmar a los trabajadores... pues no", ha dicho.

El líder del PP aclaró entonces, visiblemente nervioso ante la bomba que había hecho estallar con mucho desacierto en plena campaña, que se refería a que él, si fuera presidente del Gobierno, pactaría siempre con patronal y sindicatos el salario mínimo y otras medidas laborales, y no por decreto, como hizo el Gobierno socialista de Pedro Sánchez con el apoyo, entre otros, de Unidos Podemos.

Casado dijo en la entrevista con Alsina que haría "cumplir la negociación que llegó el Gobierno con acuerdo de la patronal y los sindicatos para subir el SMI", es decir, hacía referencia a un acuerdo para dejarlo en 850 euros en el año 2020. De aprobarlo en caso de ser presidente, supondría que por primera vez se bajara por ley el salario mínimo en España tras estar en 900 desde enero de este año, 2019.

Casado cree que así respetaría el acuerdo que el anterior Ejecutivo, del PP, tenía con los interlocutores del diálogo social para subir el SMI un 4%. La subida aprobada por Pedro Sánchez como presidente supuso un alza del 22%, que se dirige a una cifra aproximada de 1,3 millones de trabajadores en España.

El líder del PP aseguró que "el PSOE congeló las pensiones y votó en contra de la subida propuesta por el PP", omitiendo que no la apoyó porque esa subida era muy escasa y pedía una superior. Además, prometió que "no desharé los decretos leyes y que estamos de acuerdo en el contenido, pero no en la forma en que se ha hecho. Es electoralista".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com