24 de octubre de 2019, 0:59:41
Nacional


Estupor en círculos políticos ante el contenido del programa electoral de Vox



Que Vox era un partido nacido para la controversia y la polémica estaba claro. Y que en estos primeros años de andanzas ya se habían definido en el espectro político ultraconservador, tampoco era una sorpresa. Pero aunque el mismo partido negaba durante los últimos tiempos ser una formación de ultraderecha, cercana a pensamientos neonazis y xenófobos, su programa electoral le delata. En estos últimos días los de Santiago Abascal, Javier Ortega Smith y compañía se han ido quitando caretas y explicado sin pudor sus grandes propuestas en caso de poder gobernar o influir en un futuro Ejecutivo.

El último estupor en círculos políticos -entre futuros socios como PP y Ciudadanos, como entre rivales como PSOE y Unidos Podemos- ha sido conocer las palabras de Abascal en el programa 'El Gato al Agua' de Intereconomía esta semana que estamos despidiendo. Allí comentó que planteará despenalizar el delito de incitación al odio y perseguir a quienes ayuden a los inmigrantes irregulares que quieren entrar a nuestro país, como es el caso de los voluntarios y las ONG de rescate humanitario. Es lo mismo que ya pide Matteo Salvini, el ministro del Interior italiano, del partido ultra Lega.

Abascal negó que Vox fuera un partido xenófobo, pero explicando que "no nos vamos a callar". "El día que gobernemos vamos a acabar con esas leyes que nos quieren amordazar e intentaremos que haya otras leyes para perseguir a los cómplices de la invasión islamista en España", insistió sobre la supuesta "invasión" de musulmanes, ya que le ha valido una investigación a Ortega Smith por parte de la Fiscalía. En concreto, Abascal pretende tumbar el artículo 510.1 del Código Penal, que castiga fomentar, promover o incitar "directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo" por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias.

Programa económico

Pero más allá de estos asuntos ideológicos, luego está la economía. En el plano económico, Vox plantea abaratar el despido y reducir el gasto público drásticamente. Considera que hay una "avalancha de pensionistas" para lo que plantea "una reforma estructural del modelo de pensiones", apostando por su privatización parcial con un sistema mixto, primero de manera progresiva y luego, hasta llegar a un 50%. Vox considera que esta "avalancha" supone "un lastre para el crecimiento económico de España".

En cuanto al despido, Vox propone que todas las indemizaciones se queden tan sólo en 20 días por año trabajado, pero hasta un máximo de 12 meses, sin importar un mayor historial laboral en la empresa. Es decir, cualquier trabajador, aunque lleve varios años en una empresa, cobraría un máximo de 20 días por ser despedido por cualquier motivo, menos de una mensualidad.

También pide reducir la discrecionalidad de los juzgados de lo laboral en los despidos colectivos, para así permitir de manera más global los ERE de las empresas. Además, propone limitar el derecho a huelga y que los pactos entre trabajador y empresa estén por encima de los convenios colectivos, pudiendo acordar salarios y condiciones inferiores al convenio.

Sobre política fiscal, apuesta por reducir drásticamente el gasto público y bajar los impuestos, por ejemplo citando el caso de menor inversión en educación pública si este gasto "no esta bien orientado y gestionado". Pide dejar sólo 2 tramos de IRPF y un tipo único del 22% para el Impuesto de Sociedades.

Además, se suman otras propuestas como:

- Liberalizar el transporte ferroviario en España -actualmente sólo opera Renfe-

- Eliminar todas las restricciones en el mercado de alquiler de vivienda

- Fomentar la enseñanza privada con cheques escolares a las familias para que puedan pagarla

- Eliminar del sistema de Sanidad pública operaciones de estética o de cambio de sexo

- Que la sanidad no sea universal e implique el copago para inmigrantes

- Reducir las cotizaciones sociales a la Seguridad Social

- Redimensión de la administración pública (menos funcionarios)

- Eliminación de las comunidades autónomas

- Eliminación del gravamen de los dividendos empresariales

- Sustituir cotizaciones sociales por incrementos de la recaudación por IVA e impuestos especiales

- Subir el impuesto al alcohol y al tabaco

- Eliminación global del Impuesto sobre el Patrimonio

- Eliminación del Impuesto sobre Servicios Digitales y del Impuesto sobre las Transacciones Financieras

- Cierre progresivo o venta de todas las empresas públicas que generan pérdidas

- Privatización y/o salida del Estado en empresas como Red Eléctrica, Indra, Enagás, AENA...

La JEC advierte a la vicepresidenta, Carmen Calvo, del uso partidista que hacen del Twitter del Gobierno

El video más impactante de la campaña electoral

Suscríbete al Boletín gratuito de noticias de Diariocritico y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, toda la información que marca la actualidad del día. También puedes suscribirte para recibir nuestras alertas gratuitas de noticias de Whatsapp.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com