18 de agosto de 2019, 2:35:56
Nacional


En Vox tienen claro que el 'veto' a su participación en el debate les favorece



Más allá de las primeras quejas, lógicas por otra parte, en Vox tienen claro internamente que el 'veto' de la Junta Electoral a su participación en el debate de Atresmedia del día 23 les favorece, y mucho. Primero porque ese veto les hace ganar en el papel de víctimas que tanto está explotando el partido ultra en la campaña. Seguirá denunciando que sufren censura y que les tienen miedo, movilizando más si cabe votos y apoyos y haciendo que algunos indecisos quizás dén el paso definitivo para pasarse a esta formación extremista.

Además, por otra parte, tienen claro que en un debate las tenían de perder. Sus argumentos, realmente populistas, no iban a tener éxito en un enfrentamiento tan disperso con otros 5 candidatos electorales. Sus ideas se iban a difuminar y en otros grandes asuntos nacionales no tenían realmente argumentos que se pudieran imponer sobre el resto. Cuando tocasen temas estrella como los nacionalismos, PP y Ciudadanos le iban a hacer competencia, así que quitando el hecho de que se pierde presencia mediática en un debate estelar, en Vox se frotan las manos.

Por último, tampoco se oculta internamente que el fuerte de Santiago Abascal no son las alocuciones públicas. El líder del partido da una imagen positiva para sus votantes y sus bases sociales, pero nadie se lanza a encumbrarle como un gran debatiente o un gran orador desde dentro. Incluso había el riesgo de verse superado por otros rivales en estos términos y que su discurso resultase definitivamente debilitado entre tantos 'veteranos', no tanto por edad, sino por experiencia en estas lides.

"La Junta Electoral permite a Junqueras, el golpista, hacer debates desde la cárcel. Y el mismo día impide que VOX participe en el debate televisado, porque sabían que íbamos a ganarlo.
Ya ni disimulan: primero intentaron la manipulación de nuestro mensaje en los medios después nos mandan a la vanguardia encapuchada de los progres, los violentos, a atacar nuestros actos. Y ahora nos censuran para que los españoles no puedan escucharnos. No importa. Todas estas cacicadas se va a terminar el 28 de abril", dijo Abascal en su Twitter.

"Ningún boicot en ningún debate televisivo, ni en Atresmedia ni TVE, nos impedirá que sigamos recorriendo la España Viva. Esto es lo que realmente importa. Dentro de muy poco haremos historia", decía la cuenta oficial de Vox.

Otro de sus dirigentes, Iván Espinosa de los Monteros, ironizó en un mitin en Tenerife sobre este veto, considerando que es una "conspiración" para que ganen, en referencia a que estos actos les benefician: "Parece que el universo conspira para que las cosas salgan bien, porque están ayudando a Vox todos los días".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com