20 de agosto de 2019, 3:38:12
Nacional


Jornada de reflexión previa a una cita con las urnas rodeada de incertidumbre

Por Diariocrítico

Los partidos políticos cerraron este viernes la campaña electoral, y este sábado se celebra la llamada jornada de reflexión, en la que los electores están llamados a decidir, en el caso de que aún no lo hecho, su voto en las elecciones generales. Con el alto porcentaje de indecisos al inicio de la campaña, la temida abstención y el voto oculto, las elecciones del 28-A, se antojan una cita histórica y marcada por la incertidumbre.


Hay quienes consideran que en los tiempos que corren, la tradicional jornada de reflexión carece de sentido alguno, pero tal y como queda establecido en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG), 24 horas antes de la cita con las urnas, queda prohibida la realización de actos de campaña o cualquier tipo de propaganda que solicite el voto para cualquier formación.

Al silencio de los partidos se suma también el de las encuestas, que deben dejar de publicarse en la última semana de campaña, a pesar de que ocurre como con la jornada de reflexión, que para muchos expertos no tiene ya sentido.

En teoría, ese silencio sirve a los ciudadanos para 'desintoxicarse' de la sobreinformación durante la campaña electoral y repensar su decisión antes de acudir a las urnas. En la práctica, es (casi) imposible huir del ruido existiendo las redes sociales, y teniendo en cuenta que a través de Internet se puede acceder a información de carácter electoral en cualquier momento.

A pesar de las críticas, la jornada de reflexión se sigue celebrando y en esta ocasión es la antesala de un día marcado por la incertidumbre, en el que todas las opciones se antojan posibles.

Las elecciones del 28 de abril están llamadas a ser una cita histórica, en la que los ciudadanos se enfrentan a dos bloques clara y profundamente diferenciados: las derechas de PP, Cs y Vox, y la izquierda del PSOE y Unidas Podemos, o lo que es lo mismo, 'la Reconquista' o el 'No pasarán'.

La indecisión, la temida abstención y el voto oculto serán algunas de las claves de estas elecciones generales, ya que de ellas dependerá en gran medida el resultado. La gran incógnita gira no tanto en torno al vencedor en las urnas sino a las posibles sumas para los pactos poselectorales.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com