26 de agosto de 2019, 4:23:35
Nacional


Polémica en Barcelona con el nuevo modelo de su zoo, que dejará el formato tradicional



El Pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado el nuevo Plan estratégico de su zoo, que prioriza la conservación de la fauna autóctona, ibérica y mediterránea, el impulso científico y educativo y la reordenación de los espacios para ecosistemas coherentes con los animales que viven. Además, la regulación del centro incluirá, por petición ciudadana, a la Ordenanza de protección de animales para garantizar el bienestar de las especies. Dejará de ser una exhibición de animales tradicional y no se continuarán forzando a reproducir de manera artificial, permitiéndose sólo la reproducción natural en su hábitat.

El PSC, PP y Ciudadanos se han posicionado en contra, mientras que ha sido aprobado este cambio con los votos de Barcelona En Comú -el partido de Ada Colau- y las fuerzas nacionalistas.

"El objetivo del plan es adaptar el zoológico a las necesidades actuales de la ciudadanía, preservar en ella al máximo la comodidad de los animalesy que sea un centro referente de fauna salvaje y local", dice el Ayuntamiento de la Ciudad Condal. La prioridad del nuevo plan estratégico para el zoológico es que el centro sirva para proteger especies de la fauna autóctona y que el número de estas especies suponga el 30% de los animales del zoo, un 15% más que ahora. También se pretende aumentar, hasta el 40% del total del zoo, la presencia de especies con un grado alto de amenaza en la naturaleza, que actualmente representan el 22%.

La investigación se impulsará a través de nuevas líneas de colaboración con instituciones científicas y académicas, que incorporarán el zoológico en el polo de la ciencia y la ecología del territorio. Además, se prevé que las visitas potencien la adquisición de conocimientos como herramienta educativa y de transmisión de valores y de respeto por la naturaleza, porque la experiencia no se limite a la observación y sea más activa.

Siempre que sea posible, se agruparán las especies según su relación biológica, como por ejemplo los primates. Para ejecutarlo, se prevé invertir 64,6 millones de euros entre los años 2019 y 2031. Los trabajadores anuncian huelgas para evitar el cambio de modelo, que no se asemejará al tradicional de un zoo visitable.

El Ayuntamiento recuerda que obede a un nuevo modelo impulsado por la ciudadanía. Además, en el plan han participado científicos, técnicos, el comité de empresa del Zoo, la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona y los grupos municipales.

PP, PSC y Ciudadanos votaron en contra de este modelo de 'zoo ético' porque creen que sólo sobrevivirán a este modelo 11 especies: gacelas y pequeños anfibios. "El zoo seguirá siendo el zoo, pero será un zoo moderno y un elemento de centralidad de políticas de sostenibilidad, con compromiso científico, ético y social", sostuvo la teniente de alcalde de Urbanismo y Ecología, Janet Sanz.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com