12 de noviembre de 2019, 2:59:23
Nacional


El discreto y secreto acuerdo de Sánchez e Iglesias: ambos pactan silencio hasta las elecciones del 26-M

> El presidente deja claras sus preferencias de alianzas al dedicar más de 2 horas al líder de Unidas Podemos
> Iglesias mantuvo la incógnita sobre los acuerdos pero sale con buen tono y evidenciando un entendimiento



Ya los sectores conservadores, los mercados y parte de la prensa están nerviosos ante lo que evidentemente ha sido un claro gesto de entendimiento entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ayer en Moncloa. Mientras que con Pablo Casado y con Albert Rivera apenas sus encuentros duraron, la cita del presidente del Gobierno con el líder de Podemos fue extensa y dejó claro que hubo mucho de qué hablar... y pactar.

La rueda de prensa posterior de Iglesias fue, sin embargo, breve y claramente dirigida a contar lo menos posible. Entre otras cosas, porque parece que ambas partes han acordado, antes que nada, suma discreción sobre cualquier acuerdo, impidiendo un 'show' mediático como ya hizo Iglesias tras las elecciones de diciembre de 2015, cuando prácticamente anunció que iba a ser vicepresidente del Gobierno tras un pacto de coalición con el PSOE que nunca se produjo.

Además, Sánchez sigue apostando por una nula presencia pública y desde que ganó las elecciones la noche del 28 de abril no ha aparecido ante los medios ni da más explicaciones sobre sus movimientos políticos de los necesarios y los mostrados en fríos comunicados en redes sociales. "Encuentro positivo y constructivo con Pablo Iglesias, reconociendo el trabajo emprendido en estos 10 meses desde la izquierda para avanzar en justicia social y limpieza política, y que sirve de base para establecer una voluntad renovada de cooperación y entendimiento", dijo simplemente en un tuit el líder socialista.

Mientras, a Iglesias se le veía sonriente y parece que ya no tiene el gesto torcido que mantenía desde la noche del 28 de abril, cuando exigía un pacto con el PSOE, como en toda la campaña. En la mini-rueda de prensa en la que compareció valoraba "muy positivamente" la cita con Sánchez y explicó a los periodistas que "se han puesto de acuerdo en ponerse de acuerdo".

Ya corregido en exigencias y exceso de ansiedad por su socio potencial, Iglesias estuvo suave y dijo: "No podría haber un punto de partida mejor. Entiendan que la concreción de un diálogo y una negociación como esta tiene que ser discreta".

El primer pacto que se evidenciará entre PSOE y Unidas Podemos es la votación de la Mesa del Congreso de los Diputados. Ésta quedará controlada por fuerzas progresistas con gestos a los nacionalistas vascos y catalanes. Iglesias reveló que Irene Montero y Adriana Lastra serán las encargadas de pactar su configuración.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com