17 de noviembre de 2019, 21:09:11
Teatro

El día 20 de mayo, presentada por Fernando Cayo, en el Teatro Caderón de Valladolid


Ana Zamora dirigirá la gala de entrega de los Premio Max de las Artes Escénicas

Por Emilio Martínez

Quién mejor que uno de los más polivalentes personajes del teatro, como la directora Ana Zamora, para estar al frente de la ya tradicional ceremonia de entrega de esa especie de 'Goyas' teatrales que son los Premios Max de las Artes Escénicas, que en esta su XXII edición tendrá lugar el 20 de este mes de mayo en el Calderón de Valladolid, siendo la primera vez que la gala viaja a Castilla y León. Esta especialísima función tendrá como presentador a otro de los grandes de la profesión, el actor Fernando Cayo, en una ceremona organizada por la Fundación SGAE, en la que colaboran el Ayuntamiento de Valladolid, la Fundación de Universidades y Enseñanzas Superiores de la Junta de Castilla y León, y que será retransmitida en directo por La 2 de Televisión Española (TVE).


Ana Zamora entiende como "un reto por encima de todo", como declara a nuestro periódico, dirigir la gala dirección de los Max, al tratrrse de "una experiencia" que le obliga a salir de su ámbito habitual de trabajo, de todo ese espacio de un teatro de recuperación patrimonial "para entrar en un mundo que tiene que ver por un lado con el compromiso artístico, que supone siempre un trabajo en artes escénicas pero hermanado con el lenguaje televisivo y eso es, un ámbito de posibilidades" que le está obligando a enfrentarse a cosas que nunca antes había pensado.

Esta mujer vincluada a las artes escénicas coincide con Fernando Cayo, que ejercerá de maestro de una ceremonia que este año pivota sobre la libertad. “Le hemos dado muchas vueltas a este concepto, que es algo muy difícil de definir. Hemos optado por la libertad desde una doble perspectiva: como un derecho del creador y como una obligación vinculada a su responsabilidad para construir una sociedad mejor”, explica Ana.

En la práctica, la gala pretende adaptar la teoría de la libertad del poeta granadino Luis Rosales a los parámetros del espectáculo teatral, transita por textos del teatro barroco y habrá espacio para la naturaleza y la fiesta popular. “Es una gala poco convencional. Será un viaje de lo tradicional a lo contemporáneo: la libertad no se puede entender sin pasado, presente y futuro”, expone la directora.

Esta es la primera vez que la ceremonia de los Premios Max, galardones de carácter itinerante, se celebra en Castilla y León. Por eso, su característico paisaje tendrá un significado especial en la puesta en escena. “Hemos intentado trabajar con referentes castellanos, pero con los pies en el suelo. Esta es una tierra que parece que nunca está de moda. Creo que es interesante revisitar aspectos que mezclan tradición y modernidad. Y la nuestra es una tierra donde pasado y presente dialogan a la pefección. La gala transitará por un día de fiesta: nos hemos centrado en el ámbito castellano, sí, pero también habrá lentejuelas y espectáculo”, subraya Zamora.

Un Max de Honor para Concha Velasco

Unos galardones los de este año que rinden homenaje con el Max de Honor concedido a la vallisoletana y mítica Concha Velasco, que lo recogerá en su ciudad. Además de las 19 categorías a concurso, a lo largo de la gala se entregarán, aparte del de Concha, otros dos premios especiales: el Max Aficionado o de Carácter Social y el Max Especial del Público. El de Honor, que reconoce toda la carrera sobre los escenarios de 'la Velasco', le ha llenado de ilusión a la vallisoletana, quien dice mostrar "un enorme respeto por lo que significa el galardón”.

Los Max están organizados por la Fundación SGAE desde 1998, y es un galardón diseñado por el poeta y artista plástico Joan Brossa (Barcelona-1919/1998), impulsor de uno de los colectivos renovadores del arte español de posguerra. Se han consolidado a lo largo de estos años como el reconocimiento más amplio en el ámbito de las Artes Escénicas en el Estado español.

Amplio y variado Comité Organizador

El Comité Organizador de la 22ª edición de los Premios Max de las Artes Escénicas está compuesto por Ana Graciani, presidenta de la Fundación SGAE; Pilar Jurado, presidenta de SGAE; los dramaturgos Juan Luis Mira, Paloma Pedrero y Óscar Castaño 'Garbitxu' (presidente del Comité Territorial de SGAE en Euskadi) y los miembros del Colegio de Gran Derecho de la SGAE Eduardo Galán, Yolanda García Serrano y la coreógrafa María Pagés.

La impresionante hoja de servicios a las artes escéncias en particular y a la cultura en general de Acerca de Ana Zamora,Titulada Superior en Dirección de Escena y Dramaturgia (RESAD), se inicia en 2001 cuando funda Nao d´amores, con la que desarrolla una labor fundamental de investigación y formación para la puesta en escena del Teatro Prebarroco, y con la que ha estrenado 12 espectáculos y obtenido numerosos premios y nominaciones (Premio José Luis Alonso 2001, Premio ADE de Dirección 2008, Premio Ojo Crítico de Teatro 2008).

Ha dirigido para la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Teatro de la Zarzuela, Centro Dramático Nacional, participado en innumerables seminarios y congresos, y ha impartido talleres formativos en España y en el extranjero. Es Académica Correspondiente por la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com