23 de agosto de 2019, 2:52:52
Toros


San Isidro: una ruinosa corrida de Valdefresno

La terna de jóvenes se estrella frente a un encierro tan serio como falto de fuerza y casta

Por Emilio Martínez

Minutos antes de las siete de la tarde, además de nervios, todo era ilusión y esperanza para David Galván, Juan Ortega y Joaquín Galdos, tres jóvenes necesitados de un triunfo capaz de cambiar su suerte y hacer despegar sus carreras. Dos horas más tarde, pasadas las nueve de la noche, los tres se marchaban de Las Ventas cabizbajos, abatidos, impotentes. La oportunidad se había tornado en desgracia.


¿La culpable? Una ruinosa corrida con el hierro de Valdefresno que imposibilitó cualquier opción de lucimiento y triunfo. Seis toros -cinqueños todos- tan serios y cuajados, como vacíos de casta, bravura y fortaleza. Ni uno embistió por derecho, con emoción y entrega. Ni uno, que se dice pronto. Y, como las desgracias nunca vienen solas, al pésimo juego de la divisa salmantina se unió un fuerte e inoportuno vendaval que molestó durante toda la tarde y que, por momentos, hizo pasar apuros a los toreros. A los de oro, y también a los de plata.

Una ovación saludó David Galván tras despachar al primero, que, aunque ya apuntó la ristra de defectos que demostrarían sus hermanos, al menos tuvo un punto de codicia. Aseada, la labor del gaditano nunca rompió, pero contó con algunos detalles de calidad, como un par de ayudados por bajo. El cuarto fue aún peor y Galván se mostró afanoso.

La vuelta a Madrid de Juan Ortega había despertado expectación entre los aficionados. Tras sus notables actuaciones el pasado verano y el Domingo de Resurrección, Ortega volvió a dejar constancia del magnífico concepto que atesora y demostró que no es uno más. Primero ante un marmolillo y después frente a un animal que se movió a la defensiva, derrochó templanza y torería, aunque se atascó con el descabello.

Otra ovación recogió Galdós tras matar de una buena estocada al noble y descastado tercero, al que pudo ligar un puñado de muletazos largos y despegados, antes de que se apagara completamente. En el sexto se ahorró el esfuerzo y abrevió.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de VALDEFRESNO y FRAILE MAZAS (3º Y 4º, muy bien presentados y nobles, pero mansos, blandos, sosos y descastados. DAVID GALVÁN: saludos tras aviso y silencio tras aviso. JUAN ORTEGA: palmas y silencio tras aviso. JOAQUÍN GALDÓS: saludos y silencio. Plaza de Las Ventas, 16 de mayo. 3ª de la Feria de San Isidro. Media entrada.

CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com