22 de noviembre de 2019, 3:24:47
Nacional


Las historias de las 1.000 mujeres asesinadas por la violencia machista

Por Diariocrítico

No están todas las que son, pero son todas las que están. Desde que se contabilizan las víctimas de la violencia de género (2003), son 1.000 las mujeres asesinadas reconocidas como tal. Este jueves se ha alcanzado la execrable cifra de un millar de asesinadas por esta lacra y desde la televisión pública han querido rendir tributo a sus vidas, al grito de 'Ni una más'.


La primera vez que se registraron oficialmente víctimas de violencia de género en España fue en 2003, y desde entonces, se han contabilizado 1.000 víctimas mortales, la última de ellas este mismo miércoles. En lo que va de 2019, han sido asesinadas 25 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Con motivo de la escalofriante cifra que alcanza esta lacra, la radiotelevisión pública ha lanzado un proyecto en tributo a las vidas de las víctimas, así como lo que ocurrió con sus asesinos.

Con el objetivo de sensibilizar, ayudar en la prevención y alzar la voz al grito de 'Ni una más', TVE ha creado el 'site': www.rtve.es/1000mujeres, en el que documenta las vidas de las mujeres asesinadas desde 2003. Es un esbozo de sus vidas pero no de sus asesinatos, aunque también se recoge lo que ocurrió con sus agresores tras el crimen.

Un total de 20 profesionales, entre redactores, documentalistas o informáticos, han elaborado esta especie de base de datos a través de la información obtenida de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y registros del Instituto de la Mujer. "El proyecto será a partir de ahora el homenaje vivo de RTVE a todas las víctimas de la violencia de género, su compromiso en la lucha por la erradicación de esta lacra social", señalan desde TVE.

El otro gran objetivo es revelar lo que sucede tras el crimen, y dejar claro que los agresores no responden a ningún tipo de perfil, no comparten rasgos sociales o económicos, y según los expertos, solo les une el género, ser maltratadores y haber matado a las que fueron sus compañeras sentimentales. Según las cifras, la mayoría de las víctimas, casi un 61%, murió en manos del que era su pareja. El 22,6% ya era su expareja y el 16,7% estaba en fase de separación.

En casi el 60% (58,9%) de los casos, no existía una denuncia por parte de la víctima. Tan solo en un caso, se denunció de oficio. Solo el 21% de las mujeres denunciaron a su agresor antes de ser asesinadas.

En contra de lo que a veces se cree, la mayoría de las víctimas eran de origen español, en concreto, más del 66%, frente al 32,1%, que provenían de otros países. En los agresores, la proporción es similar; el 66,8% es de origen español y el 31,7% es extranjero. Casi el 20% de los agresores eludió la condena al suicidarse tras el crimen, mientras que el 67% fueron condenados.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com