17 de noviembre de 2019, 17:15:23
Ocio

> Crítica de la película


'Toy Story 4': Pixar no falla a la mejor saga de animación de la historia

Por Sergio Ariza Lázaro


En 2010 se estrenó la maravillosa 'Toy Story 3', era el perfecto final para una de las mejores trilogías de la historia del cine, supuso, además, el culmen de la factoría Pixar que en los tres años anteriores había estrenado 'Ratatouille', 'WALL-E' y 'Up', y le dio un emotivo final a Woody, Buzz, Andy y toda su panda de juguetes. Al año siguiente la compañía tuvo su primer resbalón serio con 'Cars 2' y desde entonces solo 'Del revés (Inside Out)', y siendo generosos 'Coco' y 'Los Increíbles 2', han alcanzado el nivel de aquellas primeras maravillas. Así que todo hacía pensar que una cuarta parte de 'Toy Story' no era una gran idea, con el enorme temor de que el famoso estudio pudiera emborronar su obra más emblemática. Pero los miedos se han mostrado infundados y desde Pixar han sabido crear una película tan divertida, ingeniosa y emocionante como sus tres predecesoras.

Si la tercera película fue una despedida para toda la pandilla y para Andy, la cuarta película es una despedida mucho más particular. Es la despedida a Woody, erigido aquí como protagonista absoluto, lo que lleva a una disminución muy importante del peso de Buzz en la película, algo que se nota, siendo los co-protagonistas varios personajes nuevos, todos bastantes positivos, desde el estrafalario Forky hasta el histriónico Duke Caboom, un espectacular Keanu Reeves en la versión original, sin olvidarnos de la divertida pareja compuesta por los peluches Bunny y Ducky. Además la película vuelve a retomar el personaje de Bo Peep, la pastorcilla que había sido pareja de Woody en las dos primeras y que en la tercera nos enteramos de que ya no estaba en la casa de Andy.

La película precisamente comienza con un prólogo, la venta de Bo y como Woody vuelve a demostrar su absoluta lealtad a Andy y a su condición de juguete. En esta cuarta parte veremos a Woody enfrentarse de nuevo a esa misma decisión, en una película en la que se vuelve a tratar brillantemente temas adultos como la pertenencia, la amistad, el sacrificio o el pensar por uno mismo, sin olvidarse nunca de divertir también a los más pequeños.

Como no podía ser menos en una obra de Pixar, la película es brillante en todos los elementos técnicos, con una maravillosa imaginería visual y otra buena tanda de grandes canciones de Randy Newman, pero más allá de la forma, donde se nota su impacto es en su fondo, con unos personajes maravillosamente dibujados por un guión que no se olvida también de entretener. Y es que 'Toy Story 4' sigue la marca de la casa y ve a la película mezclar a la perfección aventura, humor, emoción y un amor absoluto por sus personajes. La película logra arrancar carcajadas pero también hará aflorar lágrimas en los que hayan seguido la saga desde el principio.

El novato Josh Cooley se estrena por todo lo alto en la dirección, sin desmerecer en lo más mínimo a dos gigantes como John Lasseter y Lee Unkrich. A pesar de que está un peldaño por debajo de 'Toy Story 3' tiene la magia de la saga y no parece un pegote destinado a explotar económicamente la franquicia más famosa de la compañía. Puede que 'Toy Story 5' no sea una gran idea sobre el papel, pero si la van a poner el mismo mimo y dedicación que a esta, que Pixar nos vuelva a demostrar que estamos equivocados.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com