15 de diciembre de 2019, 14:26:06
Nacional


El gesto de claudicación de Almeida a Vox: dos banderas de España y la del Orgullo, apartada a una esquina



El gesto de claudicación con las banderas del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, a Vox, ha generado un amplio debate en la política local y una gran indignación de muchos ciudadanos en foros y redes sociales, que han visto cómo el regidor del PP ha cedido a las exigencias de la ultraderecha.

Almeida ha apartado la banderola de arco iris en honor al Orgullo LGTBI que colgaba del centro de la fachada del Ayuntamiento de la capital, en la plaza de Cibeles, llevándosela a una esquina. Curiosa metáfora de lo que siempre ha denunciado el colectivo gay y LGTBI: ver cómo la sociedad siempre les aparta para no tener visibilidad.

En su lugar, el Ayuntamiento ha colgado una grandísima bandera de España, que sumada a la oficial, justamente colocada en una de las partes altas del edificio, en su correspondiente mástil, logra que podamos ver nada más y nada menos que dos banderas nacionales en una misma zona de dicha fachada.

El pasado martes, Vox advertía así al alcalde Almeida, al que ayudó a llegar al poder: "Vox no nos metemos en la cama de nadie. Si Almeida quiere demostrar que Madrid respeta los derechos de todos, al margen de su orientación sexual, que cuelgue la bandera española, que es la de todos, no la de un lobby que odia a todo el que no piensa como ellos". Dicho y hecho, el regidor ha cedido a sus exigencias y con ello ha indignado a media ciudad justo cuando este fin de semana arrancan los festejos con motivo del Orgullo LGTBI.

"Por supuesto que vamos a colgar en el Ayuntamiento de Madrid la bandera LGTBI, como todos los años", había dicho Almeida días antes a la prensa, y asegurando que "esta cuestión no es objeto de debate". Pocos días después aparta la bandera y coloca una muy grande de España.

Vox exige suprimir subvenciones a organizaciones LGTBi

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com