9 de diciembre de 2019, 8:59:51
Nacional


Ayuso se presentará a la investidura y pide a Vox y Cs que dejen de vetarse: "Ya negocian juntos todos los días"

Por Paula Díaz (MDO)

.


Isabel Díaz Ayuso se presentará a la investidura. Al menos, así se lo ha pedido al presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, bajo el argumento no de tener más apoyos en positivo que el trío de izquierdas, sino de tener menos negativas aseguradas en un primer pleno que ha de celebrarse antes del 11 de julio.

"Con Ángel Gabilondo el no está claro y rotundo porque tiene 68 noes [la mayoría absoluta de la Cámara está en 67]. Mis síes están en camino", aventuró la candidata del PP, que negó la posibilidad de ceder su futuro puesto en la Presidencia a Ignacio Aguado. "Rotundamente no", zanjó.

Del mismo modo, marcó "líneas rojas" con Vox y dejó entrever que el documento inicial con las exigencias de Rocío Monasterio en materia de inmigración y derechos LGTBI se habría dulcificado. "Tal y como está ahora sería perfectamente asumible por las tres formaciones", aseguró. Aunque tiró la toalla con respecto a la posibilidad de convencer a unos y otros de que cedan en sus posiciones de máximos.

Por un lado, Monasterio exige que PP, Ciudadanos y Vox firmen un mismo documento. Por otro, Ignacio Aguado se niega siquiera a sentarse en la misma mesa que los de Vox. En ese contexto, Ayuso se encuentra en el medio y, como si de una madre se tratara, exigió a sus dos hijos que dejen de pelearse o que, al menos, no paguen sus diferencias con ella.

"Creo que Cs y Vox se pueden entender. Ahora bien, si no lo hacen por cuestiones ajenas a mí, que no lo paguen conmigo ni con los madrileños", exigió. "Vox y Ciudadanos no se dicen no mutuamente. Me lo dicen a mí. Su negativa se la lleva la persona que les está pidiendo el voto. Y en ningún caso el PP ha faltado a su palabra", argumentó.

Además, añadió Ayuso, "votan juntos todos los días", esgrimió. "Cada día se sientan en la Mesa de la Asamblea, que mide más de 10 metros de amplitud, y cada vez que ven iniciativas y las aprueban o las rechazan, se están poniendo de acuerdo", constató. Por ello, "si pueden ponerse de acuerdo en la Mesa pueden ponerse de acuerdo también en esto", insistió.

Bajo esa premisa, Ayuso confirmó su intención de presentarse a la investidura que ha de celebrarse antes del 11 de julio. Confía en que de hoy -día en el que Trinidad debe decidir si aúpa a un candidato o candidata o convoca una investidura fallida- al día de la sesión parlamentaria, hay "tiempo suficiente" para cerrar los flecos de la negociación. La opción que le queda, constató, es convencer a ambas formaciones por separado. "Tiene pinta de que al final tendré que firmar un acuerdo con Cs y otro con Vox", auguró.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com