5 de diciembre de 2020, 1:25:23
Nacional


La víctima de 'La Manada' de Manresa declara que sufrió violación, no abusos sexuales



La víctima de 'La Manada' de Manresa, que en el momento de los hechos sólo tenía 14 años, ha declarado en el juicio explicando que sufrió violación y otras vejaciones por parte de los 7 acusados, y que no fueron sólo abusos sexuales, como defiende la Fiscalía.

Esta joven ha relatado amenazas y coacciones a punta de pistola para someterse a los actos sexuales, de forma obligada. "También que la obligaron a hacerles una felación y que uno de ellos la penetró mientras ella lloraba y no quería", añade la Cadena SER en web.

La Fiscalía, de momento, sólo pide penas por abuso sexual y se espera que pueda cambiar sus peticiones tras escuchar a la víctima, que cuenta con su asitencia jurídica que sí pide que el caso juzgue la agresión sexual o violación, que conlleva penas mayores, como pasó con el caso de 'La Manada', en los Sanfermines de 2017.

Los colectivos feministas arroparon a la joven con una concentración a las puertas del juzgado.

Los agresores

Anteriormente se había estado asegurando que los agresores serían extranjeros, dándole un tinte xenófobo a algunas informaciones mediáticas. En realidad 3 de los acusados son españoles, y el resto son 3 cubanos y un argentino.

También se ha dicho que eran 'Menas' (Menores Extranjeros No Acompañados) para así enviar un mensaje de alarmismo de corte xenófobo. Pero para nada: todos eran mayores de edad, no menores, y además, como ha quedado demostrado, ni siquiera eran todos extranjeros, y tampoco de tipo "no acompañados", sino que tienen familia asentada en Cataluña.

El conocido ya como caso de la 'Manada' de Manresa tuvo lugar cuando en 2016 la menor fue presuntamente agredida sexualmente por 6 jóvenes por turnos en una fiesta, aprovechando que la chica estaba bajo los efectos del alcohol. Un séptimo acusado vigilaba.

Qué pasó en el caso de Manresa

Los hechos ocurrieron sobre las 23:30 horas del 29 de octubre de 2016 en una fábrica abandonada de Manresa, Cataluña, durante una fiesta clandestina en la que los jóvenes bebían y fumaban marihuana. La Fiscalía acusa a uno de los acusados, Bryan Andrés M., de aprovecharse de que la víctima se encontraba bajo los efectos del alcohol, llevársela a una casa abandonada cercana y tener sexo con ella sin consentimiento.

Después regresó e incitó a otro de los acusados, como Walter Diego C.. Hasta un total de 6 jóvenes entraron a la caseta y abusaron de ella mientras un séptimo implicado hizo de vigilante y se masturbaba presenciando los hechos.

La Fiscalía imputa a los acusados un delito de abusos sexuales y no de violación porque considera que no hubo violencia ni intimidación, ya que la voluntad de la víctima estaba anulada por el consumo de alcohol o drogas que no fueron inducidos por los presuntos agresores.

En cambio, la acusación particular, ejercida por la víctima, cree que fue agresión sexual porque la joven fue intimidada y sometida mediante violencia.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com