13 de diciembre de 2019, 9:00:01
Nacional


Unidas Podemos se abstendrá en la votación definitiva de la investidura

> Pablo Iglesias presentó una contraoferta definitiva consistente en pedir una vicepresidencia y 3 ministerios
> Los socialistas ya han rechazado esta propuesta al considerarla "más de lo mismo", según algunos medios



Ha habido un movimiento de última hora, por aquello de decir que por intentarlo, que no quede. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha enviado al PSOE una contraoferta que sería la última para decidir el voto de su grupo parlamentario en la segunda votación de la investidura de Pedro Sánchez.

Podemos exige la vicepresidencia social para Irene Montero y un total de 3 ministerios:

- Trabajo y Seguridad Social
- Sanidad y Consumo
- Ciencia y Universidades

Se trata de una variación respecto a la oferta que ayer Podemos aún ponía sobre la mesa, pidiendo esa misma vicepresidencia pero también 5 ministerios: Igualdad, Trabajo y Seguridad Social, Transición Energética, Justicia Fiscal y Ciencia y Universidades. El PSOE respondió con una última oferta que suponía esa vicepresidencia para Montero y sólo 3 ministerios, que eran: Vivienda, Sanidad e Igualdad.

Dicho de otra manera, Unidas Podemos cede y pasa de pedir 5 a 3, renunciando a Hacienda e Igualdad, pero a cambio de mantener su apuesta por ostentar el departamento de Trabajo y rechazando el ministerio de Vivienda por considerar que no tendría competencias para llegar a sus objetivos: regular el precio del alquiler, evitar desahucios y otras medidas.

Los socialistas ya han rechazado esta propuesta al considerarla "más de lo mismo", según algunos medios, como TVE, que mantiene la prudencia pero da a entender que el PSOE no moverá posiciones en cuanto a su veto de cara a que Podemos ostente la importante cartera de Trabajo. No tendría problemas, sin embargo, en aceptar las otras 2 propuestas: los ministerios de Sanidad y el de Ciencia.

El delicado Ministerio de Trabajo

Por lo tanto, el problema estará ahora mismo en la cartera de Trabajo, tan importante para unos y otros. Ocupar ese ministerio supone controlar las arcas de la Seguridad Social y encabezar las negocaciones del diálogo social, con patronal de empresarios y sindicatos, un campo donde el PSOE exige estar como primera fuerza.

Además, desde ayer se rumorea que el PSOE dijo a Podemos que era imposible esta concesión porque la patronal de empresarios, la CEOE, no veía con buenos ojos que este partido estuviera al frente de dicho ministerio, algo desmentido por la socialista Carmen Calvo esta mañana. El PSOE se limita a decir que no ve cualificación suficiente en Podemos para llevar tan importante área de gobierno.

Se espera que de nuevo el PSOE rebaje esta propuesta de Podemos y quiera cambiar de nuevo la cartera de Trabajo por otra.

A Podemos le están presionando por todos los lados: Izquierda Unida podría votar por su lado y apoyar este gobierno de Sánchez, además de que ERC y EH Bildu han anunciado su abstención pese a que aún no hay acuerdo.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com