21 de octubre de 2019, 19:20:10
Cine


Las 50 mejores películas de la década (del 30 al 21)

Por Sergio Ariza Lázaro


Si echamos un vistazo a las 20 películas más taquilleras de los diez años comprendidos entre 2010 y 2019 nos encontramos con nueve películas de superhéroes, ocho películas pertenecientes a franquicias consolidadas como 'La Guerra de las Galaxias', 'Parque Jurásico' o 'Harry Potter', un 'remake' y dos películas animadas. Parece claro que los grandes estudios tienen claro que su dinero, y su máquina promocional, queda reservada para proyectos que sean pastiches, 'remakes', secuelas, precuelas y demás. Las ideas originales se cotizan a la baja en un medio que ha intentado contrarrestar al creciente impacto de la televisión con explosiones, efectos especiales e inmersión en la experiencia de la sala más que en una búsqueda de nuevas historias, algo que ha permitido que la televisión haya robado una importante cantidad de talento.

Pero no piensen que fuera de los grandes focos no se han hecho grandes películas, directores como Richard Linklater o Alexander Payne han demostrado que se pueden seguir llevando historias pequeñas pero fascinantes a la gran pantalla, Terrence Malick que se puede rodar poesía y otros como Christopher Nolan que todavía existen superproducciones totalmente originales.

Sin más, estas son nuestras 50 películas favoritas de la década:

30. Érase una vez... en Hollywood (Quentin Tarantino) (2019)

'Érase una vez... en Hollywood' es la carta de amor de Quentin Tarantino a la gran pasión de su vida, un homenaje al cine y a todo lo que le rodea, del cine como arte y del cine como fantasía escapista, de alguien que disfruta con Godard pero también con John Woo. Un homenaje nostálgico de un tiempo y un lugar que es muy cercano a su corazón, y es que ese es el Los Ángeles donde se crió el joven Quentin, cuyo nombre fue elegido como homenaje al personaje de Burt Reynolds en 'La ley del revólver (Gunsmoke)', Quint Asper, otro dato a tener en cuenta a la hora de ver esta película. Y es que esta es la película más sentida del director, la más cercana a sí mismo, incluso cuando utiliza a los miembros de la familia Manson para dar un golpe en la mandíbula a sus críticos y a esas personas que piensan que se puede culpar a la violencia en la ficción de engendrar violencia en la vida real. O ese otro momento con Al Pacino disfrutando como un niño recordando los tiroteos y las matanzas estilizadas de las películas del personaje de Leonardo Di Caprio. Es también Tarantino el que disfruta de esas proyecciones preparándose una copa y un puro, deleitándose con el cine como solo un auténtico fanático podría, sacando por el camino todo el partido, y carisma, de sus protagonistas. Otra cosa es su ideología, totalmente contraria al idealismo hippie, más cercana a ese John Wayne que estuvo un día entero persiguiendo a Dennis Hopper con una pistola al cinto por el rodaje de 'Valor de ley', gritando "¿dónde anda ese desgraciado comunista?". Pero, aun así, cuesta no sentir la enorme fascinación que transmite la película por lo que retrata, algo perdido y que puede que ni siquiera nunca existiera realmente, más allá de la cabeza de este cinéfago que parece alimentarse de celuloide.

29. The Florida Project (Sean Baker) (2017)

Con 'The Florida Project' Sean Baker entregó una de las mejores películas de los últimos años, puro cine indie en el que echa una mirada a los lugares que quedan fuera de foco cuando se habla del sueño americano, guetos de los que casi nunca se habla y de los que, lo que es todavía peor, es muy difícil salir. Para ello ha encontrado la localización ideal en las afueras de uno de los mayores símbolos de ese sueño, Disneylandia. Es difícil ver esta película y volver a ver una foto de Disneylandia sin pensar en lo que está pasando en los márgenes, en las partes que no vemos. Baker pone sobre la mesa muchos asuntos a través de una película hecha de pequeños fragmentos que parecen inconexos pero que no lo son, de pequeños trazos llenos de vida en los que se hace muchas preguntas sobre la responsabilidad personal y colectiva sobre las personas en las que la sociedad prefiere no pensar, los olvidados, como los llamaba Luis Buñuel. >> Lea la crítica completa

28. Relatos salvajes (Damián Szifrón) (2014)

Habrá quien vea 'Relatos salvajes' como una colección de chistes negros pero la película de Damián Szifrón va mucho más allá, convirtiéndose en un espejo deformado de la realidad, al más puro estilo del esperpento de Valle -Inclán. Además de contar con una precisión cómica como hacía mucho que no se veía. Szifrón se ha sacado de la manga una de las películas más divertidas y, a la vez, perturbadora de la última década.

27. Call Me By Your Name (Luca Guadagnino) (2017)

En 'Call Me By Your Name' pasan tantas cosas, o tan pocas, como cuando uno se enamora por primera vez. Es una película sensual que irradia deseo y pasión, sobre el despertar sexual y, también, a la vida adulta, con todos los problemas que ello conlleva. Es, también, una historia de amor entre dos personas del mismo sexo pero eso no es lo importante, es una película sobre el AMOR, sin importar mucho los adjetivos que se le ponga, sobre lo que importa y lo que duele, ya seas hombre o mujer, rico o pobre, homosexual o heterosexual, reconociendo su universalidad para todos y la increíble intensidad de su despertar. >> Lea la crítica completa

26. Los descendientes (Alexander Payne) (2011)

'Los descendientes' es una de esas películas que parece que no están contando nada y que cuando te quieres dar cuenta estás tan metido dentro de la historia que te has olvidado por completo de que estabas viendo una obra de ficción. La película va creciendo en el que la contempla hasta el punto de quedarse con él después de verla y de hacerle sentir vivo, a pesar de tener la muerte tan presente. >> Lea la crítica completa

25. Blancanieves (Pablo Berger) (2012)

Segundo año consecutivo que una película muda y en blanco y negro se convertía en una favorita de público y crítica. Pero es que, al igual que pasaba con 'The Artist, 'Blancanieves' iba mucho más allá del ejercicio de estilo. Es cierto que la ausencia de diálogos permitía a su director recrearse visualmente, pero es que el cine siempre ha sido eso, contar con imágenes y Pablo Berger lo conseguía con creces. Su versión cañí y gótica del popular cuento es una delicia visual. Macarena García y Maribel Verdú se comen la pantalla en una película deslumbrante.

24. Medianoche en París (Woody Allen) (2011)

Woody Allen llevaba varios años en los que parecía que, como en una de sus películas, hubiese perdido por completo la inspiración. Eran las mismas ideas de siempre, los mismos chistes, las mismas obsesiones pero faltaba algo fundamental: la magia. Ese elemento extraño que hizo de 'Annie Hall', 'Manhattan' o 'Hannah y sus hermanas' auténticas obras maestras. Puede que argumentar que esta película se encuentre al nivel de las citadas anteriormente sea demasiado excesivo pero es indudable que 'Medianoche en París' está imbuida de la magia que rodea a sus mejores películas y, lo que es más importante, nos devuelve al mejor y más reconocible Allen. Una alegría con mayúsculas para los amantes del cine. >> Lea la crítica completa

23. Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese (Martin Scorsese) (2019)

Martin Scorsese no se ha dormido en los laureles que suponen ser, con permiso de su amigo Coppola, el director de cine vivo más importante del mundo. En esta década ha puesto su firma a cosas como 'Shutter Island', 'Hugo' o 'El lobo de Wall Street' (y está a punto de estrenar la esperada 'The Irishman'), pero puede que lo más interesante que haya sacado sea este falso documental en el que se ha alejado del academicismo de 'No direction Home' o 'George Harrison: Living in the Material World' y se ha dejado contagiar por la mascarada de Bob Dylan en la que afirma que "la vida trata sobre crearse a uno mismo". Así esta historia de Dylan contada por Scorsese combina realidad y ficción en un juego de máscaras en el que el Dylan actual, a cara descubierta, anuncia que "si alguien lleva una máscara es que te va a decir la verdad pero si no, posiblemente te mienta". Así la realidad está en las canciones, en el escenario en el que un Dylan desatado se deja la garganta con la cara pintada totalmente de blanco, mientras que las historias entre bambalinas están cubiertas por la mitología y el ensueño. Y es que, como el propio Dylan indica, esta maravillosa gira en la que circo y rock & roll se daban de la mano ocurrió hace demasiado tiempo como para acordarse fidedignamente de todo, en realidad pasó hace tanto que ni el propio Dylan había nacido...

22. Cold War (Pawel Pawlikowski) (2018)

'Cold War' es como si Pawel Pawlikowski hubiera decidido escribir la canción más hermosa de todos los tiempos y lo hubiera hecho poniendo las mismas frases una y otra vez repetidas, "te amaré hasta que muera", "te quiero más que a mi vida", "no puedo vivir contigo ni sin ti", y hubiera conseguido que volvieran a sonar nuevas y sinceras como la primera vez que se dijeron hace miles de años en una cueva prehistórica. Rodada con una bellísima fotografía en blanco y negro Pawlikowski logra un 'cum laude' en síntesis y nos cuenta en menos de hora y media una historia que se extiende a lo largo de varios años con paradas en Polonia, Francia o Yugoslavia. Joanna Kulig y Tomasz Kot pasan a engrosar las filas de las parejas cinematográficas más fascinantes de todos los tiempos. Un amor como todos, un amor como ninguno, que arrasó, con total justicia, en los premios del cine europeo, alzándose con los galardones de mejor película, director, guión y actriz principal entre otros.

21. El Gran Hotel Budapest (Wes Anderson) (2014)

Siendo alguien que tiene 'Academia Rushmore' y 'Los Tenenbaums. Una familia de genios' como dos de sus películas favoritas de los últimos 20 años fui a ver 'El gran hotel Budapest' relamiéndome los labios. El resultado fue una pequeña decepción, 'Budapest' tenía todo lo que hace del cine de Wes Anderson algo tan especial pero me dejó una sensación de frialdad. Hace poco decidí darla una nueva oportunidad y esta vez caí rendido ante su decadente encanto, su estilo exagerado y una historia que dista mucho de la frivolidad que le adjudique en mi primer visionado. Una nueva maravilla de uno de los directores más personales de las dos últimas décadas.

>> Las 50 mejores películas de la década (del 40 al 31) / (del 50 al 41) / (del 20 al 11) / (Del 10 al 1)

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com