18 de agosto de 2019, 7:46:07
Deportes


El Madrid y Zidane, un mar de dudas a una semana de empezar la Liga



Empate 2-2 en Roma y un mar de dudas para Zidane a una semana de empezar el campeonato de Liga el próximo sábado, 17 de agosto, ante el Celta. El Real Madrid siguió presentando las mismas dudas en defensa por mucho que pusiera a 3 zagueros y 2 carrileros, como en el anterior amistoso ante el Salzsburgo.

Los blancos se adelantaron pese a llevarse antes algún susto atrás, pero Marcelo sacó lo mejor de su repertorio y, cómodo en su posición de carrilero sin tantas obligaciones defensivas, hizo trizas varias veces a los romanistas. El 0-1 duró poco y las dudas en defensa volvieron a los de Zidane, que jugaron sin Sergio Ramos y con Varane, Militao y Nacho atrás.

El brasileño estuvo fallón y dio algunos sustos al equipo, dando síntomas de no estar preparado aún para ser un defensa de élite para el Real Madrid. Nacho estuvo lento y formó parte de las culpas atrás, dejando claro que la regeneración no ha llegado del todo a esta nueva plantilla. Varane fue el más correcto, pero en general, el balance defensivo con línea de 5 o 3+2 no fue tan positivo como Zidane pensaba.

Pocos cambios

El centro del campo con una variación respecto a la línea de 3 clásica (Casemiro, Kroos y Modric) tuvo como novedad a Valverde por el alemán, pero la cosa no mejoró. Lo que el uruguayo aportaba en velocidad y energía respecto a Kroos lo perdía en toque y distribución de juego. Modric sólo rendía a ratos y Casemiro bastante tuvo con marcar y ayudar en defensa como para pedirle mucho más.

Arriba, Zidane ponía a Hazard y Benzema, que se sintieron muy solos. En la segunda parte el técnico francés volvió a un 4-4-2 clásico y mejoró el equipo, con menos lastre por tener 5 defensas, sobre todo porque Carvajal estuvo perdido como carrilero derecho. No sabe jugar sólo de medio del campo para arriba, sino que es un lateral clásico.

El 2-2 tampoco tuvo mucha historia: los dos equipos no tenían capacidad para marcar con tanto cambio y probatura en las alineaciones y aunque Vinicius y Jovic pusieron ocasiones para hacer el tercero, la falta de puntería vuelve a alarmar al Madrid tras una temporada pasada negados ante la portería contraria.

Por si fuera poco, ahora el debate no es tanto si vienen Pogba y/o Van de Beek, sino si llega Neymar. No puede haber peor noticia para los blancos.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com