25 de agosto de 2019, 11:05:12
Cine


Las 50 mejores películas de la década (del 20 al 11)

Por Sergio Ariza Lázaro


Si echamos un vistazo a las 20 películas más taquilleras de los diez años comprendidos entre 2010 y 2019 nos encontramos con nueve películas de superhéroes, ocho películas pertenecientes a franquicias consolidadas como 'La Guerra de las Galaxias', 'Parque Jurásico' o 'Harry Potter', un 'remake' y dos películas animadas. Parece claro que los grandes estudios tienen claro que su dinero, y su máquina promocional, queda reservada para proyectos que sean pastiches, 'remakes', secuelas, precuelas y demás. Las ideas originales se cotizan a la baja en un medio que ha intentado contrarrestar al creciente impacto de la televisión con explosiones, efectos especiales e inmersión en la experiencia de la sala más que en una búsqueda de nuevas historias, algo que ha permitido que la televisión haya robado una importante cantidad de talento.

Pero no piensen que fuera de los grandes focos no se han hecho grandes películas, directores como Richard Linklater o Alexander Payne han demostrado que se pueden seguir llevando historias pequeñas pero fascinantes a la gran pantalla, Terrence Malick que se puede rodar poesía y otros como Christopher Nolan que todavía existen superproducciones totalmente originales.

Sin más, estas son nuestras 50 películas favoritas de la década:

20. Un asunto de familia (Hirozaku Koreeda) (2018)



La última película del director japonés es Koreeda en estado puro, siendo la mezcla perfecta entre la cruda 'Nadie Sabe' y la sentimental 'De tal padre, tal hijo'. La pregunta que sigue planteando sobre toda la película es "¿qué es lo que nos hace ser padres o ser una familia?", una pregunta de la que el autor japonés cada vez tiene más claro que la respuesta no puede ser solo biológica, y es que los lazos que surgen entre personas a las que une el afecto pueden ser más fuertes que los de la sangre. El creador de 'Still Walking' vuelve a demostrar que es el heredero de Yasujiro Ozu a la hora de hablar de la familia, un tema que le obsesiona y al que sabe sacar el máximo partido. Toda la película fluye con naturalidad hasta el sorprendente desenlace pero en ningún momento cae en la sensiblería, ni trata de sermonearnos, combinando momentos amables con otros perturbadores, logrando equilibrar ambos. Puede que con 'Un asunto de familia' Koreeda haya entregado su mejor película hasta la fecha, palabras mayores que se hicieron con la Palma de Oro del Festival de Cannes de 2018.

19. Spotlight (Tom McCarthy) (2015)



El único defecto que le encuentro a 'Spotlight' es su falta de originalidad, con un planteamiento y un desarrollo muy parecido al de 'Todos los hombres del presidente'. Se trata de un defecto totalmente olvidable ya que estamos ante una película practicamente perfecta en su dirección, escritura e interpretación. Hacía tiempo que no disrfrutaba tanto en una sala de cine. Tanto la dirección, como la escritura y la interpretación están llevadas de manera tan sutil y discreta que la película fluye con vida propia durante sus dos horas de duración. Tom McCarthy y sus actores están tan al servicio de la película que su labor podría parecer invisible. Éso mismo es lo que la hace mágica. Lea la crítica completa>>

18. Mad Max: Furia en la carretera (George Miller) (2015)



'Mad Max: Furia en la carretera' podría aspirar al título de la película más adrenalítica de la historia del cine. Si el coche más rápido acelera de 0 a 100 en 2,6 segundos, la nueva película de Mad Max lo hace en la mitad de tiempo y no deja de pisar el acelerador hasta sus últimos minutos. Puede que en muchos momentos parezca que tanta velocidad vaya a hacer descarrilar la película pero el veterano realizador australiano George Miller logra no salirse ni en las curvas. Una película de acción que hace que el resto de películas de acción parezcan obras de Tarkovski.

17. Moonlight (Barry Jenkins) (2016)



'Moonlight' es una película en tres actos sobre una persona incapaz de encontrar quién es realmente, el hecho de que sea pobre, negro, homosexual e hijo de una adicta al 'crack' tampoco ayuda, pero lo que podría convertirse en un argumento más propio de un 'meme' se convierte en arte. Barry Jenkins entrega una película que tiene mucho que ver con el 'Boyhood' de Richard Linklater, mostrando momentos de una vida en los que se va definiendo quienes somos y por qué somos así. 'Moonlight' trata sobre cosas muy específicas; acoso, identidad sexual, pobreza, drogas, búsqueda de la identidad; que pasan en un lugar muy específico, un gueto negro en los EEUU; pero su alcance supera a la raza, el género o las condiciones económicas, y es que, al fin y al cabo, la búsqueda de lo que somos es algo propio de cualquier ser humano. >>Lea la crítica completa

16. Dunkerque (Christopher Nolan) (2017)



La primera cosa que me sorprendió cuando llegué a la proyección de 'Dunkerque' fue cuando nos anunciaron la duración, 107 minutos. No me podía creer que el director más ambicioso desde James Cameron hubiera rodado una película épica sobre la II Guerra Mundial de menos de dos horas. Lo segundo que me cautivó es que a los 30 segundos de empezar ya me había olvidado de duraciones, directores o cualquier otra cosa y estaba a finales de mayo de 1940 en Dunkerque junto a 400.000 efectivos de la Fuerza Expedicionaria Británica esperando, como ellos, poder salir de allí cuanto antes. En unos tiempos en los que la televisión y los canales a la carta se van imponiendo a la fuerza, Christopher Nolan ha entregado un monumento a la resistencia del cine, al antiguo placer de encerrarte en una sala a oscuras y transportarte a otro mundo. Lea la crítica completa>>

15. Her (Spike Jonze) (2013)



'Her' se acerca por momentos al planteamiento de las comedias románticas pero las sobrepasa con un aura metafísica, aquí no es tan importante si el chico se queda con la chica (o en este caso ordenador) como el por qué queremos/necesitamos a alguien. Pero que nadie se asuste por palabras como "metafísica", 'Her' es una de las historiaa de amor más conmovedoras y humanas de la década. Lea la crítica completa>>

14. Manchester frente al mar (Kenneth Lonergan) (2016)



Los elementos con los que juega 'Manchester frente al mar' no son nada nuevo, un alma perdida tiene que ajustar cuentas con su pasado y sacar fuerzas de flaqueza para hacerse cargo de alguien, en este caso un sobrino adolescente. Con este material lo normal es que se imponga el punto de vista esperanzador, el protagonista logra encontrar algo nuevo que le ayuda a superar su tragedia, o, en menos ocasiones, uno totalmente trágico en el que no se nos deja nada para agarrarnos. Lo que logra Kenneth Lonergan con su película es un difícil equilibrio en el que no da soluciones fáciles, hay cosas que no se pueden superar, pero la vida, a pesar de todo, tiene que continuar. Si 'Puedes contar conmigo' fue una notable ópera prima y 'Margaret' ostenta el título de obra de culto (rodada en 2005 no se estrenó hasta 6 años después en una versión editada por el estudio) ahora con 'Manchester frente al mar' consigue la película redonda que le sitúa en la cúspide de ese realismo cotidiano de otros maestros del indie americano como los mencionados Linklater o Payne. Lea la crítica completa>>

13. Déjame salir (Jordan Peele) (2017)



La película que mejor refleja el sentir de los tiempos, un retrato social escondido como cinta de género, en este caso de terror. Lo que ha hecho Jordan Peele es dejar al descubierto lo difícil que sigue siendo ser negro en EEUU. Y no lo ha hecho atacando lo obvio, los seguidores radicales de Trump sino a esos blancos liberales de clase alta a los que votar por Obama les sirvió para lavar su conciencia. Cada detalle de esta película es una maravilla pero puede que no haya mejor ejemplo de lo que dice que cuando la aparición de un coche de policía se convierte en la peor noticia posible para el protagonista...

12. Origen (Christopher Nolan) (2010)



'Origen' ha sido, sin duda, una de las películas más espectaculares y de las que más se ha hablado en los últimos años. Tras 'El caballero oscuro' Nolan optó por el más difícil todavía y salió bien parado confirmándose como el mejor director de 'blockbusters' de su generación. Una montaña rusa onírica en la que la increíble perfección técnica está puesta al servicio de las emociones y los personajes, en la que tras varios visionados todavía seguirás preguntándote como Segismundo: “¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño: que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”.

11. Del revés (Inside Out) (Pete Docter, Ronaldo Del Carmen) (2015)



Solo a la maravillosa gente de Pixar se le podría ocurrir hacer una película infantil sobre la importancia en nuestras vidas de la tristeza. ‘Del revés’ ha sido la película con la que han salido del bache creativo y han recuperado la magia de sus mejores tiempos. Y es que la maravilla que nos cuenta Pixar aquí es que no puede haber alegría sin tristeza y que el darnos cuenta es una de las etapas fundamentales de nuestro aprendizaje humano. Una obra maestra original, emocionante y emotiva que al verla hace que seamos mejores personas y, a la vez, más felices.

>> Las 50 mejores películas de la década (del 30 al 21) / (del 40 al 31) / (del 50 al 41) / (Del 10 al 1)

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com