13 de diciembre de 2019, 14:46:52
Nacional


Sánchez ofrece a Iglesias el "control" del cumplimiento del acuerdo programático

Por Diariocrítico


En una abarrotada estación de Chamartín y a modo de acto electoral, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez ha presentado su propuesta de acuerdo programático, con la que espera conquistar a Unidas Podemos. Tras reiterar su negativa a la fórmula de la coalición, Sánchez ha trasladado a Iglesias el control del cumplimiento del programa de gobierno -basado en sus 370 propuestas-, mediante una oficina de control, dos comisiones parlamentarias y un "mecanismo de verificación en el que participe la sociedad civil".

Sánchez ha comenzado su intervención proclamando que "los españoles votaron el 28 de abril un programa de gobierno progresista", para reivindicar la victoria del PSOE en las urnas. El presidente del Gobierno en funciones ha vuelto a culpar al PP, Cs y los partidos independentistas de la situación de bloqueo político y en seguida a comenzado con los guiños a Unidas Podemos. "Me parece fundamental recordar que la colaboración funcionó", ha manifestado.

Sánchez ha recordado su investidura fallida, para justificar el rechazo al gobierno de coalición, ya que sostiene que la negativa de Unidas Podemos confirmó "nuestro mayor temor: su concepto de coaliciñon son dos gobiernos adosados en uno, es decir un gobierno compartimentado y dividido en un momento crítico para nuestro país".

"No estoy dispuesto a presidir un Gobierno si no puedo actuar con eficacia, sino creo que no merece la pena intentarlo", ha aseverado el líder socialista.

Sobre lo que ha ocurrido para que la oferta de ministerios de julio no se repita ahora, Sánchez ha insistido en que el 25 de julio "el acuerdo se tornó inviable y por eso hoy sigue siendo inviable".

"El PSOE ni impone ni humilla a nadie con su visión sobre un Gobierno estable y cohesionado. La desconfianza nunca es buena base para construir, no compartimos tanto como para gobernar juntos pero sí como para no darnos la espalda. Cabe ser aliados leales como lo hemos sido en el pasado. ¿No hay solución intermedia entre elecciones y gobierno de coalición? Nosotros creemos que sí", ha proclamado.

Sánchez dice que no hay razón "objetiva" para que Unidas Podemos rechace el acuerdo programático, que contiene multitud de propuestas de los 'morados', al tiempo que ha defendido que "si el problema está en la desconfianza y las garantías", plantea un triple sistema al respecto.

"Estamos listos para que la propuesta se traduzca en un ambicioso acuerdo de programa sobre tres pilares: un pacto programático, las 370 medidas pueden servir de base, crear un sistema de garantías riguroso con una oficina del cumplimiento del acuerdo, dependiente del Ministerio de Hacienda y dos comisiones de seguimiento del acuerdo en Congreso y Senado así como un mecanismo de verficación reforzado en el que participe la sociedad civil".

Entre las medidas destacaban las propuestas para frenar las subidas abusivas de los alquileres, la gratuidad de las escuelas infantiles de 0-3 años o la obligación legal de desarrollar zonas de bajas emisiones contaminantes como Madrid Central.

Sánchez ha vuelto a plantear la participación de Unidas Podemos en las altas instituciones del Estado, fuera del COnsejo de Ministros, aunque ha emplazado a los equipos negociadores a entrar en detalles en la reunión del 5 de septiembre. "La idea incluye responsabilidades capitales al frente de estas instituciones y órganos que no están supeditados al Consejo de Ministros".

Tras proclamar que no quiere "votos gratis en la investidura", ha aseverado que su disposición a negociar con Unidas Podemos es total. "No hay una sola razon objetiva para que el 10-N haya nuevas elecciones. Hagamos que ese día nos encuentren debatiendo la ley de Eutanasia en el Parlamento", ha zanjado.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com