17 de noviembre de 2019, 11:37:01
Nacional


Los líderes políticos dan el pistoletazo de salida a la campaña en el Congreso

Por María Fernández


Ha terminado la que con toda probabilidad será la última sesión plenaria de la legislatura, y el Congreso se ha convertido en el escenario del acto de inicio de la campaña, donde los líderes políticos han tomado posiciones de cara a la cuarta cita con las elecciones generales en cuatro años. La ronda de consultas del Rey concluyó sin el encargo a Pedro Sánchez para someterse a la investidura, tras constatar la falta de acuerdo político. Este miércoles se ha celebrado la sesión de control al Gobierno en la Cámara baja, que más que una rendición de cuentas por parte del Ejecutivo en funciones, ha sido un cruce de reproches y acusaciones entre los principales líderes políticos.

Todavía no se han disuelto las Cortes y no será hasta el próximo lunes, 23 de septiembre, cuando se convoquen las elecciones, pero los partidos políticos ya han entrado en campaña, si es que han dejado de estarlo en algún momento. Tras casi seis meses de negociaciones fallidas, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez ha optado por tirar la toalla y no someterse a la investidura ya que no ha logrado atar los apoyos necesarios.

El rechazo al gobierno de coalición planteado por Unidas Podemos y la falta de consenso con Ciudadanos, que en un giro de última hora ofreció una abstención condicionada, han abocado al país a las cuartas elecciones generales en cuatro años. Y es que lo que parecía obvio el 28-A se ha tornado imposible, una vez más. El bloque de la izquierda ha permitido que las diferencias se impusieran a las coincidencias, mientras que la derecha ha mantenido su negativa hasta el pasado lunes.

En un movimiento inesperado, Cs planteó una abstención a cambio de que el PSOE rompiera el acuerdo de gobierno en Navarra, se comprometiese a no indultar a los presos del procés y a reducir los impuestos a las clases medias. En este caso, ha sido la diferencia de criterio la que ha impedido el acuerdo, ya que para el PSOE esas condiciones ya se daban, algo que los liberales niegan rotundamente. Tampoco prosperó la propuesta de abstención conjunta de PP y Cs, y la ronda de consultas arrancó con la vista puesta en las urnas.

El Congreso ha acogido este miércoles la que ha sido previsiblemente la última sesión plenaria de la legislatura, en palabras de su presidenta Meritxell Batet, que ha reconocido el fracaso en el encargo de los ciudadanos.

"Fuimos elegidos hace 20 semanas para representar a los españoles y convertir en realidades políticas sus esperanzas e ilusiones, pero no lo hemos conseguido y en unos días rendiremos cuentas ante los españoles.Las personas podemos equivocarnos, cansarnos e incluso podemos desfallecer pero la democracia es mas sabia, más constante y más fuerte que las personas", ha dicho Batet en su intervención final.

Su despedida ha llegado tras una bronca sesión control marcada por los reproches, con las elecciones como telón de fondo. Mientras Pedro Sánchez ha cargado contra Pablo Iglesias por "dogmático", Pablo Casado por carecer de "sentido de Estado" y Albert Rivera por "irresponsable", la oposición le ha afeado su incapacidad para alcanzar acuerdos, le han acusado de "traicionar a todos" y buscar las elecciones desde el principio, al tiempo que le han advertido de los riesgos de las urnas. Sánchez no ha asumido su responsabilidad en la repetición de elecciones y se ha limitado a culpar a la oposición de haber "bloqueado" al PSOE ante la ausencia de alternativa, y ha pedido a los ciudadanos "una mayoría rotunda" el 10-N.

Aunque todos los partidos han puesto ya en marcha la maquinaria electoral, la de estas elecciones será una campaña oficial de siete días, y estará marcada por el señalamiento entre los principales líderes políticos, pero serán claves la abstención y la desafección ciudadana ante la cuarta cita con las urnas generales en cuatro años.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com