7 de diciembre de 2019, 10:27:55
Ocio


La revelación de Raquel del Rosario sobre su hijo Leo

Por Diariocrítico


La cantante de 'El Sueño de Morfeo', Raquel del Rosario ha revelado en su blog que su hijo Leo, de cinco años, sufre autismo. En una entrada titulada 'El niño hada', la artista cuenta que "desde los dos años supe que Leo era diferente", y explica cómo se sintió cuando le diagnosticaron Trastorno del Espectro Autista (TEA).

"Leo no dijo ni una palabra hasta casi los cuatro años. Sí, ese primer “mami” se hizo mucho de rogar. Desde los dos años supe que Leo era diferente, le encantaba tumbarse bocarriba largos ratos ensimismado, parecía estár viendo una película en el techo, a veces sonreía y parecía interactuar con algo. Me encantaba observarle, me imaginaba un montón de colores y seres mágicos a su alrededor jugando con él. A día de hoy, daría lo que fuera por estar unos minutos en su cabeza e intentar comprender su visión del mundo". Así arranca el texto de Raquel del Rosario sobre su hijo.

La cantante explica las dificultades que entraña el diagnóstica de este trastorno en edades tempranas, y recuerda el día que les comunicaron que Leo sufría TEA (trastorno del espectro autista).

"Al contrario de la reacción que ellos esperaban (lágrimas, negación, enfado… ), yo sentí una sensación de alivio enorme. No porque alguien le hubiese puesto un nombre a lo que le pasaba a Leo, una 'etiqueta médica', sino porque supe que iba a empezar a trabajar con gente especializada y, sobre todo, que iba a relacionarse con niños que veían el mundo de una forma similar a como él lo hacía", señala.

La cantante también narra la complejidad del entorno para comprender un diagnóstico como el de Leo debido al desconocimiento en torno al TEA.

"Cuando escuchamos la palabra autismo (al igual que me pasaba a mí antes de hacer mi 'doctorado particular'), todos pensamos en niños que no se sienten cómodos con más gente, que gritan en lugares públicos porque se agobian, que se valen de la agresividad para mitigar su frustración, que hacen gestos repetitivos para calmarse, que son hipersensibles a los ruidos… Y claro, nada de esto le sucede a Leo. Dentro de esto que llaman trastorno, hay varios tipos y niveles, hay personas con un grado muy bajo que pueden valerse por sí mismo perfectamente en la sociedad, y casos severos con comportamientos como los que acabo de describir. Y entre uno y otro, un inmenso abanico con un sinfín de casos diferentes".

La cantante ha querido dar a conocer su testimonio familiar para concienciar sobre este trastorno, y ha revelado que como madre "lo más difícil está siendo el no poder dialogar, razonar o comunicarme con él de la manera que me gustaría. ¿Cómo educar sin una comunicación ni una comprensión claras?". Del Rosario habla también de la pérdida de control en torno a la forma de hacer las cosas de su hijo.

"A veces me siento desbordada, pidiendo perdón a dos de cada tres madres en el parque porque Leo no entiende de turnos, de que los juguetes tienen dueño y las cestas de picnic también. Soportando miradas y comentarios porque simplemente parece un niño maleducado que se frustra y patalea si le dices que no puede hacer algo. Sintiendo penita de esos niños que se le acercan y le dicen “Hola, ¿cómo te llamas? ¿jugamos juntos?”, y Leo a lo suyo, como quien oye llover".

Sin embargo, y pese a los días "en los que la paciencia se acaba" y la "impotencia" reina, "hay otros en lo que le miro y me doy cuenta del regalo que es, de todo los que ha venido a enseñarme y de que no lo cambiaría por nada del mundo".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com