18 de noviembre de 2019, 5:37:50
Empresas


Descubre cómo sobrevivir a una mudanza con estos consejos



La llegada del otoño está a punto de producirse y con ella, los nuevos cambios que trae consigo septiembre. Hablar de la vuelta de las vacaciones es sinónimo de emprender nuevos proyectos, realizar nuevos estudios o en definitiva, darle un cambio a nuestra vida. Cambiar de casa o hacer un cambio de oficina son algunos ejemplos de mudanzas que solemos realizar en septiembre. Sin duda, lo primero que tenemos que tener claro es cuándo y dónde realizarla, además de disponer de una serie de consejos para hacer una mudanza del hogar más llevadera. En este artículo destacaremos cuáles son para poder hacerla sin problema.

Tips para conseguir una mudanza de éxito

Hacer una mudanza sin organización puede llegar a ser un infierno. La organización en estos casos a la hora de hacer una mudanza de casa en Barcelona es fundamental, ya que la ciudad es muy amplia y tenemos que concretar los viajes a realizar. Además de ello, también tenemos que encontrar mudanzas baratas para así ahorrarnos una importante cantidad de dinero.

Sin duda, tenemos que seguir una serie de consejos para que la experiencia sea único y llena de ilusión. Lo cierto es que el negocio de las mudanzas tiene una gran relevancia en nuestro país, puesto que mueve más de 300 millones de euros anualmente.

El primer tip que hay que tener en cuenta es presupuestar el coste de la mudanza. En este sentido, es crucial ver hasta cuánto dinero podemos disponer para decidirnos por la empresa. Hay que presupuestar todos los gastos que implica una mudanza (el transporte, el mobiliario, los productos de limpieza o el material de embalaje, entre otros). Si estábamos considerando hacer una mudanza por nuestra cuenta, tenemos que descartar esa idea. En este caso, lo mejor es ponerlo en manos de profesionales para que la nueva mudanza sea una experiencia grata. Tenemos que solicitar un contrato de mudanzas por escrito y pedir suscribir un seguro de responsabilidad civil para que todo sea legal. Descartemos también el hecho de contratar una empresa de mudanzas pirata, ya que si ocurre algún accidente responderemos nosotros económicamente.

A la hora de contratar con una empresa, tenemos que avisar con mínimo 10-15 días de antelación. En caso de que la hagamos en verano, el margen debería ser más amplio. En caso de que dispongamos de elementos para el traslado que requieran permisos especiales, tendremos que consultar con los profesionales antes.

Cuando nos quede una semana para emprender la mudanza, tendremos que incluir en una maleta ropa suficiente como para poder vestirnos durante varios días por si se alarga el proceso. Avisaremos a nuestros vecinos para que sean conocedores de que existirá una mudanza en el edificio.

El día de antes, desconectaremos la nevera mínimo 24 horas antes de la mudanza para poder trasladar con total tranquilidad este electrodoméstico. También tendremos que tirar los productos de limpieza líquidos que sean tóxicos o inflamables.

¿Qué debemos tener en cuenta si hacemos mismos nosotros la mudanza?

En cambio, hay personas que deciden hacerlo ellas mismas. En este caso, tendremos que alquilar una furgoneta, puesto que con nuestras manos no será suficiente. Además del transporte y la gasolina, tenemos que hacer frente a gastos de embalaje, precinto o cajas, entre otros. Todo ello asciende a cerca de 500 euros, por lo que vale la pena contratar a profesionales que nos hagan bien el trabajo.

Antes de nada, también es importante hacer un inventario previo de todos los elementos que vamos a trasladar. Una vez lo hayamos hecho, debemos repasarlo y hacer una criba. Es crucial hacer un óptico para saber cuánto tiempo invertiremos en ello, especificando cuándo serán los meses en los que haremos la mudanza y cuáles serán los preparatorios.

Una vez lo hayamos hecho, tenemos que deshacernos de todo aquello que no nos vayamos a llevar. Podemos donar cosas, regalarlas o simplemente, tirarlas. Asimismo, tenemos que pedir en bloque las últimas facturas correspondientes a la electricidad, el agua, el gas y el teléfono y desconectar el servicio.

Las cajas, tal y como comentábamos anteriormente, son importantes. En caso de que existan comerciantes con los que poder contactar, debemos hacerlo cuando antes para que nos guarden un buen grabado de ellas. Una vez conseguido esto, intentemos no hacer la mudanza durante las horas punta, es decir, aquellas que coinciden con el principio y fin de la jornada laboral. Y no hay que dudar en pedir dos días de trabajo para hacer la mudanza, puesto que tenemos la oportunidad de pedir máximo dos días para ello.

Ahora que conocemos cuáles son los tips que debemos atender siempre que realicemos la mudanza, no solo durante el proceso sino las semanas previas, es el momento de planificar el proceso. De este modo, conseguiremos que sea un éxito y no nos estresaremos para así vivir una mudanza de éxito.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com