19 de enero de 2020, 11:16:24
Nacional


La diputada de Vox Malena Contestí deja el partido calificándolo de "extremista, antisistema y homófobo"

> "Prefiero irme a casa que seguir en Vox", sentencia en una carta



La diputada nacional de Vox Malena Contestí ha anunciado que deja el partido ultra, calificándolo de "extremista, antisistema y homófobo", entre otros calificativos.

Algunos dirigentes de la formación, como Iván Espinosa de los Monteros, la han acusado de manipular y cambiar de versión, algo ante lo que se ha defendido Contestí: "Ha sido un honor servir a todos los españoles en el Congreso, Espinosa lo interpreta como que ha sido un honor servir al partido. Los españoles no son el partido, salvo que el espejo sean países totalitarios. Me reafirmo... ha sido un honor servir a TODOS los españoles", explicó ella en un tuit.

Anteriormente había subido un vídeo a redes sociales donde se despedía tras esta andadura parlamentaria tan breve y anunciaba que no volvería a estar en las listas de Vox, despidiéndose como política con esas palabras sobre que había sido un honor. "La diputada de Vox por Baleares nos dedicó estas palabras la semana pasada, indicando que era “un honor” haber servido con nuestro partido. La metamorfosis repentina que acabamos de conocer le va a resultar difícil de explicar. En la vida hay que saber cómo marcharse", le reprochó Espinosa de los Monteros.

Carta de despedida

Contestí, con Abascal en un acto de Vox Baleares

En su carta de despedida, explica que hace 2 años había ayudado a fundar el partido Actúa para defender "la unidad de España, la luchacontra el secesionismo, los derechos lingüísticos", entre otros valores que ella defiende, pero que esta formación se alió con Vox en Baleares y por eso se vio envuelta en el partido ultra de Santiago Abascal y acabó en el Congreso bajo estas siglas.

Dejando claro que nunca simpatizó con Vox, denuncia "supuestas irregularidades", además de comportamientos que define como "la exclusión y el insulto constante a los demás partidos, demagogia, homofobia, y extremismos varios". "Yo no vine a la política para esto. He sentido profunda vergüenza viéndome relacionada con un oportunista independentista como Salvini", denuncia Contestí. "VOX no es un partido político. VOX es un “movimiento” extremista y antisistema", sentencia en otro momento de su carta. Como despedida, no pudo ser más contundente: "Prefiero irme a casa que seguir en Vox".

Contestí deja Vox sembrando dudas sobre su financiación

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com