14 de octubre de 2019, 23:31:29
Sociedad


Actividades extraescolares: las más adecuadas para nuestros hijos

Por Fátima Martí


Cuando la actriz Penélope Cruz recogía el premio Donostia uno de estos días, explicaba que el esfuerzo y la disciplina los había desarrollado estudiando Ballet clásico. Me hizo pensar en las actividades extraescolares a las que recurrimos para "apuntar" a nuestros hijos. ¿Qué esperamos de ellas?

Primero, que al ampliar su horario escolar nosotros sigamos trabajando y segundo, les estamos ofreciendo diferentes ámbitos de aprendizaje para el desarrollo de distintas competencias. A la hora de diferenciar el perfil de aprendizajes, podemos tomar como referencia la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias 2011 de Ciencias Sociales.

Con el deporte se relaciona la inteligencia corporal y cinética que permite tener un mejor control del cuerpo, y entenderte o expresarte mejor con éste. Trabajarán además cooperación, convivencia, responsabilidades, logro de metas personales, autoconcepto físico y disciplina.

Con los idiomas desarrollarán inteligencia lingüística que les ayuda a ser hábiles con las palabras, a utilizarlas de forma más adecuada, aprender idiomas o expresarse mejor. Quienes desarrollen más la inteligencia lingüística tenderán a escribir y leer mucho, aprender idiomas, explicar cuentos o contar chistes.

Cuando elegimos la Música la inteligencia musical permite trabajar aptitudes relacionadas con la creatividad, conocer un instrumento, apreciar y distinguir los ritmos, las melodías, la armonía y las diferentes estructuras musicales.

Si optamos por la educación artística, desarrollarán la inteligencia visual y espacial, fomentando el acercamiento al arte desde el juego, la percepción, la comunicación, la educación emocional y sensorial

Pero hay una que me llama la atención y que incluso algunos centros la consideran curricular: el ajedrez. Sus efectos son amplísimos, no sólo desde el aspecto cognitivo mejorando el rendimiento académico, sino también la gestión emocional reduciendo los problemas de comportamiento y aprendiendo a tomar decisiones y a asumir las consecuencias. También comprobarán que a veces se gana y a veces se pierde. No se trata solo de un juego, consigue aumentar la memoria, la concentración, la creatividad y desarrollar la inteligencia lógico-matemática a través del desafío intelectual.

Para Gardner es importante desarrollar múltiples inteligencias, sin duda, pero es más importante utilizarlas para servir a la sociedad. Por eso, un buen trabajo educativo pasa por seguir enseñando también fuera del aula.

Pensamos los padres que en una sociedad tan competitiva como la actual, nuestros hijos tienen que ser los más formados e informados para ser los mejores en algo. Que no se nos olvide que lo más importante es que sean felices y buenas personas, así que como extraescolar familiar retomemos los valores y la buena educación. Pasar tiempo con ellos es la mejor actividad para su desarrollo emocional y afectivo.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com