13 de noviembre de 2019, 18:47:44
Opinión


Restitución III

Por Mónica Moss


“La sustancia es lo que queda cuando quitas todo lo demás”*

(…) Y cómo me estaban copiando en tiempo real... (No dejes de leer #RestituciónII ) comprobaba como mis contenidos direccionaban rápidamente los suyos. Una promoción de un post hablando de invocaciones y hechizos. Fotos y stories en tejados y con flores. Hablar de la luna, mudras, la alta magia y brujería. Veía el impacto en una campaña de moda de una, en los títulos, temáticas y elementos empleados por la otra... Ese “Akelarre” de Lola Indigo no dejaba de ser, como define el propio diccionario, una “reunión de brujxs en torno a un ritual”.

Pero una vez más: Si cogía sus productos de gran compañía, eliminando todo, incluso a ellas, lo que quedaba era yo.

Me atreví incluso a estudiar cómo también les direccioné en el pasado. Había días que literalmente mis ojos sangraban al ver cómo untaron con mi propio perfume el producto de Rosalía. Nadie imaginará nunca el daño irreparable. El tremendo dolor que queda tras las lágrimas secas y entendimiento de cómo fueron a por mí. ¿Pensaron que no me daría cuenta? ¿por eso el ataque desde tantos frentes a la vez? ¿Que no hablaría por ser ellas, mujeres? ¿Por el revuelo que montaron en torno a la absurda apropiación cultural? ¿Por atacarme con mi propia sustancia, ideas y contenidos? ¿Con mi propio concepto, ese que en mi caso coincide con lo que soy?

Mientras yo, por dentro, prácticamente destruida, observaba en silencio sin poder pestañear.

Continué con la promo de “Ritual”. (Si andas perdido no dejes de leer los anteriores artículos de #Restitución)

Un día tras charlar en una entrevista sobre cómo “el artista no debe nunca servir a la industria si no la industria debe servirle a él”... ¡me topé a los días con otra noticia en sus medios de cabecera de porqué Rosalía había fichado a Sony y no Sony a Rosalía! Ni el tercer Reich, ni los políticos copian a tal velocidad los programas electorales de la competencia. Esto era mucho más grave que la propaganda, era el expolio a un referente y la usurpación 4G de su identidad. Era la apropiación reiterada e inmediata de mis reflexiones e ideario de vida, de mis conceptos, de mi alma musical esa que llevo construyendo oficialmente desde el 2011, cuando empecé a escribir el blog, tras muchos años de estudios, escenarios nacionales e internacionales y de profesión. Exactamente desde el 2005.

No sólo estaban esmaltando con mis fluídos, también estaban “estampando” en otros mi “modelo artístico”. (Lo ví intentar con algunos participantes de OT) Querían que pareciera que eran tremendamente multidisciplinares y tenían toda la libertad y control. Mentira. Les estaban utilizando para presentar a una nueva generación de “El artista 360*”. ¡Vaya! De no ser porque ese concepto ya lo desarrollé yo en noviembre del 2011... porque precisamente “YO SOY ESO.”

Entonces, como si de polvo dorado se tratara, de nuevo otra capa de barniz extraída de mis videos y blog en las noticias, al grito de “Rosalía: La artista total”, “Yo soy Rosalía”. Y como en una sinfonía, mi cabeza sistemáticamente añadía a sus textos los míos y los completaba: “Yo soy. Io sonno. Je suis. I am. Miss Monica Moss…*”.

¿Ella era yo?

Porque yo no era ella…

La verdad, como en tantas otras ocasiones, disfrazada de casualidad, volvía a abrirse paso. Los lapsus dejaban entrever otra realidad bien distinta, oculta a los ojos de la gente.

Me detengo aquí un momento para plantear algo importante.

Parecer no es ser. Esa reflexión clásica de Shakespeare es clave en tiempos de “fakes”: “Ser o no ser, esa es la cuestión”.

Una vez desprendido del marketing, de la gran agencia de publicidad, de las uñas postizas y de la estructura multinacional, ¿lo son? ¿O simplemente lo parecen? (Hacen que lo parezcan desarrollando nuestros contenidos y pringándoles de nuestra sustancia…)

Desarrollo.

Si a Rosalía se le desprendiera de todo (agentes, prensa, inversión multinacional...) ¿habría creado sola “El mal querer” como hice yo “Carmen Oh!”? ¿La recordarían uds. como una original artista conceptual y productora que crea sin prejuicios y comparte sus procesos creativos, como llevo 8 años haciendo yo?

Y Mimi, de Lola Indigo. ¿Habría creado sola en unos meses entre talent y talent show el concepto y álbum “Akelarre”? Porque a mí Ritual me llevó unos 2 años y pico y una vida de interés por las ciencias ocultas.

Voy más allá. Si yo no hubiera existido ni mis obras tampoco... ¿qué habría pasado?

Quizá al gran público y a esta generación la lograran confundir con ciertos ídolos de corta-pega. Pero cuidado con la siguiente. Esa que ya está aquí y se encargará personalmente de resucitar de entre los muertos a los verdaderos referentes. Todos aquellos ocultos en el tiempo tras toneladas de “mala hostia” y dinero. Porque lo que antes no podía demostrarse ahora se intuye con bastante claridad.

Termino.

…Y mientras contemplaba el FIN DEL MUNDO les veía calcar con “Akelarre” de Lola Indigo, el lanzamiento de “Ritual”. Eso sí. 4 meses después del mío.

Éramos dos artistas, pero sólo una venía transitando el concepto y el entendimiento sustancial de la alta magia.

Tras meses de entrevistas y mil bloqueos en sus medios amigos, donde sólo se permitía la entrada a mis “copias amables… me sentí rota. No había superglú que pudiera recomponerme de nuevo.

Llegué viva a mayo. Mis mes favorito. El de las golondrinas y grandes revelaciones. Y no sé como lo logré tras tanto ataque a mi esencia pura. ¡¡A mi ALMA!!

Llegué viva a mayo para enfrentarme a Merche y los nuevos creadores dentro de mi mismo género, de mi mismo tema, promocionado con los mismos hastags, público y estrategia y mis propias letras feministas de “Lo que me dé la gana”. Incluso con una postilla novedosa al final dedicada a las posibles envidiosas. ¡Toma ya! ¡Ni los “Sugarhill Gang”* con su “Rapper´s Delight” habrían superado ésto! Vaya si eran profesionales de la apropiación…

Llegué viva a mayo para enfrentarme a los nuevos creadores de “Ritual” dentro del mismo género, Dj Tiesto, Jonas Blue y Rita Ora con su mía, ahora suya “danza Ritual” y su playlist...

A Omar Montes el creador del “Como el Agua”... ¡dios santo!

Llegué viva a mayo para enfrentarme al resto de nombres importantes y casualidades desde 2013. Para atar fechas e información. Para escribir e intentar sanar, como si no hubiera un mañana. Quizá porque para mí ya no lo había.

¿Todavía seguís creyendo en las casualidades?

Eso es que no habéis leído los 6 anteriores artículos.

Necesitaba entender #ElNegocioDelPlagioSustancial el #ExpolioAlReferente con #OrgulloYAlevosía y el #PlagioDeGuanteBlanco para pedir #Restitución y que esto no vuelva a ocurrir jamás. Y si ocurre, que sea en un entorno legal de derechos de autor renovados, de licencias digitales y de propiedad intelectual adecuado a este tipo de prácticas tan oscuras y dañinas.

¡Pero que coño se está haciendo a la música que hasta los muertos se están revolviendo! ¡Lleváis tiempo profanando lo más sagrado! ¿La alta Industria musical comiéndose a la propia Música? ¿La Revolución digital sepultando a los verdaderos referentes para erigir copias amables que sirvan al sistema? Cuidado que como ya pintara Goya, “Saturno” puede acabar devorando a su propio hijo… Porque cada vez que se expolia y sepulta a un referente para encumbrar a un meta-artista la Música muere un poco más.

... Y ya casi debía estar muerta en julio porque los maestros Camarón y Paco de Lucía, al ver la noticia en medios de “Omar Montes” “El creador de como el agua” me dijeron: “Esto tiene que parar”.

Pero fue G. Coppini que no me ha dejado ni un segundo sola hasta que lo he publicado todo. Bueno. Lo esencial para que se entendiera.

Todo, siempre es mucho más.

ESTO TIENE QUE PARAR.
ESTO TIENE QUE PARAR.
ESTO TIENE QUE PARAR.

#RESTITUCIÓN

Notas:
*”La sustancia es lo que queda cuando quitas todo lo demás”. No recuerdo si la frase es de J. Lacan o de mi maestra Amaya Ortiz de Zárate. Pero la tengo grabada a hierro en mi cabeza.

*”El artista 360º” es un post de noviembre del 2011 con el que inauguraba “Moss Rules! Mi vida, Mis reglas.” Blog sobre Autogestión, procesos creativos, arte en femenino y activismo musical.

*“Sugarhill Gang” con su “Rapper´s Delight” Tema rompepistas mundial de rap cuya letra era un plagio de las rimas de Granmaster Caz. (Hip Hop Evolution, serie de Netflix)

*Video de “Manola Pin Up” para “Scream París”, 2010.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com