17 de noviembre de 2019, 6:27:32
Nacional


Madrid no estudiará por el momento el soterramiento de la Gran Vía, propuesta estrella de Vox

Por Javier López Macías (Madridiario)


El Ayuntamiento de Madrid dilata los plazos para ganar tiempo en el soterramiento de Gran Vía, una obra que el Consistorio no parece querer realizar pero que Vox, socio preferente del Gobierno de PP y Ciudadanos, ha convertido en su propuesta estrella junto a la negación sistemática de la violencia de género.

El otro día el alcalde José Luis Martínez-Almeida aseguró en el coloquio que protagonizó en el Hotel Wellington junto a Madrid Foro Empresarial que ya se habían encargado los estudios pertinentes. Sin embargo, ahora el Área de Obras y Equipamientos ha aclarado a Madridiario que no será hasta el año que viene cuando se lleven a cabo. “Lo que se ha hecho de momento es el encargo a los técnicos para que empiecen a trabajar en el concurso por el que se hará el estudio, que se prevé para 2020”, han asegurado.

Con todo, el compromiso postelectoral de Almeida con Javier Ortega-Smith se limita a realizar el mencionado estudio, que probablemente dictamine la imposibilidad de llevar a cabo la obra. Más que nada porque otros informes anteriores ya se posicionaron en ese extremo, como mencionaron la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el propio alcalde el pasado martes.

Mientras que la líder de Ciudadanos alertó de que era un proyecto “difícil de hacer”, Almeida señaló que entrañaba “obstáculos”, no solo por su ejecución sino por dónde situar las bocas de entrada: “Una en Príncipe Pío y otra en Cibeles, que está en el eje Prado-Recoletos que ahora la UNESCO estudia nombrar Patrimonio de la Humanidad”.

Vox lo fiará todo al estudio municipal y no hará el suyo

Pese a esta negatividad municipal, Vox rechaza realizar unos estudios independientes que avalen sus tesis. Fuentes de la formación aseguran a Madridiario que se acogerán a las conclusiones del informe que encargue el departamento que dirige Paloma García Romero mientras sea “riguroso”.

Eso sí, aunque Vox reconoce las “dificultades”, insta al Gobierno a realizar el macroproyecto por sus “múltiples ventajas a nivel de mejora de la circulación, descongestión del tráfico en la zona centro y de las labores carga-descarga y limpieza. “Todo ello”, reza un comunicado difundido esta semana, “sin contar con los beneficios en superficie, con un tráfico restringido y menor contaminación, impulso del comercio, creación de zonas ajardinadas y de paseo para los madrileños y recuperación visual de una de las arterias emblemáticas de Madrid".

En cuanto al resto de la oposición, Más Madrid ha criticado “el ridículo” del Ayuntamiento “al percatarse ahora de que soterrar Gran Vía no es más que una idea absurda”. En declaraciones a Europa Press, el ex delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), José Manuel Calvo, insistió en que llevar a cabo el soterramiento “es ir en contra del sentido común y de los tiempos".

Cabe recordar que la idea de soterrar una de las principales calles capitalinas no es nueva. Ya el arquitecto Miguel Oriol llegó a presentar varios proyectos a lo largo de las últimas décadas: con uno de ellos pretendía crear 140 kilómetros de radiales soterrados y, en otro -Gran Vía a pie-, proponía establecer varios niveles en la céntrica arteria para que los peatones fueran por el subsuelo.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com