13 de diciembre de 2019, 14:50:59
Teatro


'¿Quién es el señor Schmitt?'. Crisis de identidad personal

Por José-Miguel Vila / @josemiguelvila


Un texto sorprendente del francés Sébastien Thiéry (1970), ‘¿Quién es el señor Schmitt?’, sube ahora a la Sala Principal del Teatro Español de Madrid. Con versión y dirección de Sergio Peris Mencheta (La Cocina, Lehman Trilogy…), y con Javier Gutiérrez y Cristina Castaño, acompañados también en escena por Armando Buika, Xabier Murúa y Quique Fernández, puede verse hasta el 10 de noviembre próximo. Y lo de sorprendente no es gratuito porque no es habitual encontrar una propuesta que sea a la vez comedia, thriller de suspense, drama y tragedia, y ‘¿Quién es el señor Schmitt?’ lo es.

Todo comienza en una casa de corte tradicional. Papel pintado de formas geométricas en las paredes del salón comedor, unos silloncitos repartidos por la estancia, algún cuadro de dudoso gusto, y un reloj de cuco en la pared que marca impasible su tic-tac de un tiempo anodino. La escenografía es de Curt Allen Wilmer. Es la casa de los Carnero, Juan Andrés y Margarita (él oftalmólogo, ella, ama de casa), matrimonio desde hace 25 años. Se disponen, como cada día, a cenar y, al menos hoy, no parece que tengan grandes temas que discutir. De pronto suena un teléfono insistentemente, aunque la pareja caiga de pronto en el hecho de que en casa no hay, ni ha habido nunca teléfono. Pero como la realidad es tozuda y el teléfono no para de sonar, el marido descuelga. Al otro lado de la línea, preguntan por un tal señor Schmitt al que el matrimonio no parece conocer. Pero el tiempo avanza y la esposa descubre que en los armarios no está su ropa, que en la librería son otros los libros que ocupan las estanterías e, incluso, que los cuadros que adornan la estancia tampoco son los suyos. Para colmo, sus llaves no abren la puerta de acceso a la casa. Los dos llegan a la conclusión de que están ocupando la casa del señor Schmitt. La llegada de la policía, primero, y un psiquiatra y un joven de raza negra, después, van a complicar –y mucho- las cosas…

Teatro del absurdo con claras influencias del Ionesco más genuino, en donde la fábula que se cuenta está preñada de situaciones inverosímiles que, a fuerza de reiterarse y reiterarse, hacen incluso dudar a los personajes de su propia identidad. O, más aún, por aquello de que no hay más remedio que hacer de la necesidad virtud, si hay que ser el señor y la señora Schmitt, pues se acaba asumiendo. Al fin y al cabo, hay que tratar de allanar la vida, de evitar los problemas: “¡son cosas que pasan!”.

Todos los actores causan la hilaridad buscada, y de principio a fin del montaje (90 minutos), aunque el peso de la función recae en los gallegos Javier Gutiérrez y Cristina Castaño, que no dan muestras en ningún momento de encontrarse fuera de juego. Todo lo contrario, ambos parecen haber discurrido desde siempre en ese ambiente del absurdo y el surrealismo en que la pareja decide sumergirse voluntariamente (¿…o no tanto?).

En primera lectura, el público disfruta de lo lindo con tantas situaciones inesperadas, desternillantes y absurdas, pero poco a poco, a medida que avanza el montaje, la reflexión sobre la identidad va causando mella en él. ¿Somos quienes creemos, o dejamos que se nos moldee desde fuera? Como casi siempre, nada es lo que parece. Un montaje tan inteligente como interesante.



‘¿Quién es el señor Schmitt?’

de Sebastien Thiéry

Versión y Dirección: Sergio Peris-Mencheta

Reparto: Javier Gutiérrez, Cristina Castaño, Xabi Murua, Quique Fernández y Armando Buika

Diseño de Escenografía: Curt Allen Wilmer (AAPEE) con Estudio Dedos
Diseño de Iluminación: Valentín Álvarez (AAI)
Diseño y realización de Vestuario: Elda Noriega (AAPEE)
Ayudante de dirección: Víctor Pedreira

Dirección Producción y Producción Ejecutiva: Nuria-Cruz Moreno
Gerente y Regidor: Paco Flor
Fotografía: Sergio Parra
Una producción de Barco Pirata

Teatro Español, Madrid

Hasta el 10 de noviembre de 2019

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com