2 de diciembre de 2020, 19:58:00
Nacional


Dolores Delgado: "Hemos visto al Estado recuperar un espacio que ocupaba el dictador"

Por Diariocrítico


La ministra de Justicia, Dolores Delgado fue la representante del poder Ejecutivo en la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, y viajó en el helicóptero que trasladó el féretro al cementerio de Mingorrubio. Delgado ha negado las acusaciones de "electoralismo" de los partidos de la oposición y ha defendido que este jueves "hemos visto al Estado recuperar el espacio que ocupaba un dictador".

44 años después de haber sido enterrado en el Valle, Franco salió del mausoléo para ser reinhumado en El Pardo, donde ya reposa junto a su mujer, Carmen Polo. Representantes de los tres poderes del Estado, así como los familiares del dictador y nostálgicos del franquismo fueron los protagonistas de una jornada histórica.

La representación del poder Ejecutivo recayó en la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que presenció las labores de exhumación e inhumación y viajó en el helicóptero Super Puma del Ejército que ha trasladado el féretro del dictador desde el Valle de los Caídos. Delgado ha dado fe de toda la operación en condición de notaria mayor del Reino.

"El desarrollo del acto tenía dos partes: primero la exhumación, después el traslado y después la reinhumación. Mi función era ver oír y anotar aquellas circunstancias de las que tengo que dar fe. El acto ha tenido un desarrollo material sin mayor problema. Se mezclaba el acto material con una parte emotiva porque estábamos viviendo... Estábamos viviendo algo histórico, acabar con un anacronismo, una anomalía democrática, un mausoleo con el dictador enterrado ahí, con actos de exaltación y homenaje. Se cierra un círculo de un Estado democrático de derecho, pleno de garantías", ha explicado en una entrevista en la cadena Ser.

Delgado ha negado que el acto fuese un homenaje al dictador y ha aseverado que lo ha sido "a la dignidad democrática, a la memoria de las víctimas".

"Podemos interpretar las cosas en clave partidista, pero hay que tener sentido de Estado. Estamos en un momento diferente. Era el Estado recuperando un espacio ocupado por un dictador y que además provocaba su enaltecimiento. Y tenemos historias de víctimas que hay que traer al presente, víctimas que han sido estigmatizadas, criminalizadas. Hoy se recobra una parte de esa memoria", ha manifestado.

Delgado ha reiterado el compromiso del Ejecutivo con las víctimas enterradas en el Valle. "Es una cuestión de Estado sacarlos. Hay un problema físico. Es un espacio con mucha humedad que ha dado lugar a una degradación enorme de las tumbas, pero nuestra obligación es exhumar y entregar las víctimas a sus familias para que puedan darles un entierro digno como el que ha tenido el dictador".

"Hay plan, hay presupuesto si podemos salir adelante. Había en su momento un magnifico presupuesto, pero sí hay un plan de memoria histórica. Con ella hicimos un diagnóstico de la situación con expertos, después un plan de choque. Los expertos dicen que en una legislatura y media seríamos capaces de exhumar a todos los que están en fosas y cunetas y entregarlos a sus familias. Esto se podría hacer", ha aseverado.

Al igual que hizo el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, la ministra de Justicia ha recordado que con "la salida del dictador, el Valle significa otra cosa. Ya no es lo mismo, ha salido el dictador de allí".

"Debemos explicar qué es el Valle, que representaba el nacional-catolicismo engarzado con la política. Hay que explicar cómo fue la construcción del Valle y trabajar con la sociedad civil. Tenemos muchos ejemplos en el mundo, el del holocausto en Jerusalén, el de Berlín...".

Delgado ha negado el carácter electoralista de la exhumación y ha afeado a la oposición que no haya "superado esta tentación electoralista de rascar votos".

"El PSOE desde el minuto uno quiso sacar al dictador. Los tiempos no los ha marcado el Gobierno, sino el procedimiento y la familia. Los tiempos han sido judiciales, no los ha marcado el Gobierno ni una perspectiva electoralista. La gente ahí fuera está contenta y en Europa y el mundo se nos ha reconocido porque esto era una exigencia urgente incluso de organismos internacionales de Naciones Unidas ¿Y ahora dicen que es un acto electoralista? No, era una exigencia, que le pregunten a los organismos internacionales. La imagen de España homologada a Europa. Nadie tiene a un dictador en un mausoleo, ni Hitler ni Mussolini", ha explicado.

La ministra ha contado que durante el breve viaje en helicóptero no intercambió palabras con la familia del dictador. "En el helicóptero iba pensando en el significado de lo que estamos viviendo. En ese momento me he abstraído de cualquier conversación o comentario porque vivíamos un momento histórico".

"Ha sido una situación muy institucional y oficial. Yo estaba en la carpa con visión de todo lo que sucedía. Lo he seguido con la institucionalidad y también con dignidad, porque teníamos ahí una familia que iba a recoger los restos de un familiar y eso distingue a los demócratas. Respetamos los sentimientos, las sensaciones y además lo tenemos que hacer con dignidad porque eso nos dignifica a nosotros y al propio acto", ha zanjado.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com