11 de diciembre de 2019, 12:31:55
Opinión


XV aniversario del 11-M. II Entrega de Premios AV11M

Por Bernardo Rabassa


La Asociación de ayuda a las victimas del 11 M (2004), y su presidenta Ángeles Domínguez Herguedas, me invito el pasado 24 de octubre al acto de entrega al que asistí y del que salí profundamente impresionado, por las palabras de los intervinientes y de los receptores de los premios, que básicamente solicitaban conocer la verdad sobre lo ocurrido en esa masacre de 193 muertos y 2049 heridos. Atribuida oficialmente a los yihadistas, cuya autoría se considero falsa por todos los asistentes, de una manera tan clara que deberían preocuparse los gobiernos entrante y salientes en las elecciones del sábado siguiente, del PP y del PSOE, por haber corrido un tupido velo sobre la verdad de lo ocurrido. La Asociación ha hecho publico el siguiente comunicado”: "Nos encontramos con casos que se reabren pero que al final no pueden juzgarse porque han prescrito". En este caso, nos preguntamos, “¿qué es más perjudicial para las víctimas, que no sepan nunca quién es el asesino o, que lo sepan, pero no se pueda hacer nada?". La respuesta es clara: Las víctimas del 11M queremos saber la verdad, quién está detrás de cada uno de los diez vagones detonados. Es fácil: sus nombres y apellidos.

A día de hoy, lo único cierto para nosotros, es que los delitos van a prescribir el 11 de Marzo del 2024, es decir, dentro de cinco años y cinco meses. Todo apunta que, para entonces, según dicta la propia Sentencia, sus autores intelectuales y quienes diseñaron íntegramente el operativo de la masacre habrán pasado a la impunidad total y al olvido, con el beneplácito del Estado de Derecho. No aceptamos la existencia de límites temporales a la persecución de estos delitos, no aceptamos la impunidad como Garantía del Derecho de las víctimas.

Los atentados del 11 de marzo de 2004, conocidos por el numerónimo 11M, fueron una serie de ataques terroristas en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid llevados a cabo en su versión oficial, por una célula terrorista de tipo yihadista, tal como reveló la posterior investigación policial, sentenció la Audiencia Nacional y reiteró el Tribunal Supremo.1​ Fallecieron 193 personas y alrededor de dos mil resultaron heridas.

Entre las 07:36 y las 07:40 (CET) del 11 de marzo de 2004, en hora punta, se produjeron diez explosiones casi simultáneas en cuatro trenes de Madrid. Más tarde, y tras un intento de desactivación, la policía detonó de forma controlada dos artefactos que no habían estallado. Tras ello desactivaron un tercero que permitiría, debido a su contenido, iniciar las primeras pesquisas que conducirían a la identificación de los autores. Los atentados se produjeron tres días antes de las elecciones generales de 2004. Los dos principales partidos políticos españoles —Partido Popular (PP) y Partido Socialista Obrero Español (PSOE)— se acusaron mutuamente de ocultar o distorsionar información relativa a los atentados por razones electorales.

Es el segundo mayor atentado cometido en Europa por detrás del atentado de Lockerbie de 1988 y el mayor atentado cometido en España. Según la verdad oficial este no fue el primer atentado de corte yihadista perpetrado en España: en 1985 se produjo el atentado del restaurante El Descanso, que causó 18 muertes. ¿Cuántas mentiras ocultan esas verdades oficiales?

Yo estaba ese día celebrando una rueda de prensa de un Libro Blanco de los míos, en un hotel de la calle Goya. Los periodistas no acudían y nos enteramos a través de uno de ellos de lo ocurrido, aunque no pude nunca imaginar la magnitud del mismo, me indigné pensando como la mayoría que había sido la ETA. El 12 de marzo a las 19:00 se celebró en Madrid una manifestación convocada por el Gobierno y todos los partidos, a la que asistí, aunque detesto las manifestaciones de masas, 2,3 millones de personas nos manifestamos bajo una lluvia intensa entre la plaza de Colón y Atocha.

Pero volvamos al Acto. En el que intervino Ángeles victima del 11M en que nos contó los numerosos programas que habían realizado, iniciando con un pequeño despacho y con uno de los galardonados, Eloy Moral y su mujer, con programas nacionales e internacionales, como se hizo con unos jóvenes también galardonados, por su participación en un seminario en USA, resolviendo o ayudando a resolver los trámites burocráticos de las indemnizaciones y asesorando, buscando el apoyo moral de otras asociaciones de víctimas. Salude a Susita González la madre de Irene Villa, también a Federico Jiménez Losantos y a Luis del Pino y al hermano de Fernando Mujica. Periodista galardonado a título póstumo, de quien hizo la glosa Eduardo León Nieto secretario general de la Asociación. Que se lo entregó a su hija Marta, diciendo que fue el primer periodista que se atrevió a escribir en contra de la verdad oficial con la experiencia adquirida en guerras como la de los Balcanes, según Libertad digital; autor de la serie de reportajes de investigación "Los agujeros negros del 11-M", publicada en El Mundo. Recogió el galardón su hija Marta, quien dijo que "el 11-M cambió nuestra vida para siempre": "Fue un ataque directo a la sociedad con consecuencias inimaginables”. Durante su intervención, Marta Múgica señaló que su padre, "como periodista, como persona, no se podía quedar indiferente" y, por ello, empezó una investigación particular que, después, contó con el apoyo del periódico en el que trabajaba. La hija del reportero, muy emocionada, afirmó que "papá encontró su verdad, y eso le costó la vida", y que su investigación "le pasó una gran factura personal y profesional". "Se centró en demostrar con hechos cómo nos habían mentido y cómo nos habían manipulado", añadió”. Parece ser que a su muerte tenia previsto escribir un libro sobre el 11M, una lástima, pues hubiera ayudado a desvelar, lo que en mi opinión fue una conjura internacional, de servicios de inteligencia, que manejaron exponer al publico a un grupo de delincuentes y soplones árabes de baja estofa, que al final fueron condenados. Mientras los partidos hegemónicos españoles echaban tierra encima, especialmente el PSOE que gracias al vuelco que se dio a la autoría de ETA por los yihadistas gano las precitadas elecciones a un PP desarbolado. Honor a las Victimas, pero respeto a la verdad, que debería salir a relucir antes de que prescriban los delitos en 2024.

BERNARDO RABASSA ASENJO. PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES.

MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812(2008).

PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013. MEDALLA AL MÉRITO CULTURAL 2015, PSICOLOGO SOCIAL.

EMBAJADOR DE TABARNIA. ACADEMICO DE LA REAL ACADEMIA DE LA MAR.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com