6 de diciembre de 2019, 2:02:09
Nacional


La sesión constitutiva del Congreso no tendrá cordón sanitario a Vox: PP y Cs no actuarán contra su socio



La sesión constitutiva del Congreso de los Diputados este martes 3 de diciembre no verá establecer un cordón sanitario a Vox como se pedía desde la izquierda y algunos sectores distintos, como el nacionalismo. Y no será porque PP y Ciudadanos no actuarán contra su socio en algunas comunidades autónomas e importantes ayuntamientos.

Ya se pudo saber la semana pasada, tras una pequeña reunión entre el PSOE y el PP, que la dirección del partido de Pablo Casado rechazaba la propuesta sociaslista para establecer un cordón sanitario a Vox en la Mesa del Congreso. Los 'populares' han descartado la oferta de Ferraz para impedir la entrada de la extrema derecha en el órgano de Gobierno de la Cámara baja. Ya está confirmado que, al menos, Vox tendrá un vicepresidente de la Mesa.

Las fuerzas progresista planteaban repartir sus votos y que el PP no hiciera lo mismo, y sólo se voten a sí mismos con sus 89 escaños en el Congreso. Así, aunque Vox sea tercera fuerza política con 52 diputados, no obtendría ningún puesto de vicepresidente y secretario en la Mesa. Ciudadanos, en la anterior legislatura fallida, con 57 escaños logró 2 puestos, un vicespresidente y un secretario de Mesa, por lo que la formación de Santiago Abascal podría lograr lo mismo.

Lo que el PSOE propuso al PP a cambio de ayudar a aislar a Vox eran entre 3 y 4 puestos en la Mesa, muy por encima de la proporción que les corresponde. Pero desde Génova, dadas las alianzas con Vox en Andalucía, Madrid y Murcia, han descartado impedir que la formación de extrema derecha obtenga puestos en la Mesa del Congreso, que entre otras cosas, decide como se organizan los debates parlamentarios.

Sistema de votación

La Mesa del Congreso tiene 9 puestos: un presidente, 4 vicepresidentes y 4 secretarios. PSOE y Unidas Podemos se van a asegurar la mayoría absoluta y por tanto su control con la presidencia -quizás de nuevo en la persona de Meritxell Batet- y 2 vicepresidentes y 2 secretarios, como en la anterior legislatura fallida. Los otros 4 puestos restantes fueron a partes iguales para PP y Ciudadanos, pero la caída del partido naranja en estas últimas elecciones apunta a que sus puestos los ocupará Vox, al menos uno de ellos.

El sistema de votación en la sesión constitutiva del Congreso de los Diputados indica que cada uno de los 350 diputados vota a un candidato único, por lo que si no se organizan los votos, PSOE, PP, Vox y Unidas Podemos se garantizan sencillamente un puesto para cada cargo. Es decir, estos 4 partidos se aseguran tener un vicepresidente y un secretario cada uno si se limitan a votar a un miembro de su formación. Pero si hacen 'trucos' como repartir votos, podrían excluir a otros partidos.

Por ejemplo, no es necesario que el PSOE malgaste sus 120 votos para elegir a un vicepresidente, sino que basta con usar unos 60 votos, por ejemplo, para su candidato, y ceder los otros 60 para un candidato distinto, por ejemplo de un partido nacionalista. Luego, al candidato de Unidas Podemos deberían ayudarle otros partidos, incluidos los nacionalistas. Sin embargo, si el PP hace la misma estratagema y reparte votos para apoyar también a un aspirante de Vox, distribuyendo sus 89 escaños, este partido sí conseguiría tener presencia en la Mesa. También habría que contar con los 10 diputados de Ciudadanos, que quizás irían encaminados a ayudar a Vox.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com