22 de enero de 2020, 15:22:13
Teatro


'Firmado Lejárraga': un burka para la escritora

Por José-Miguel Vila / @josemiguelvila


La dramaturga Vanessa Montfort rescata en ‘Firmado Lejárraga’ la figura de una mujer, escritora, española, maestra, diputada socialista en la II República, feminista y, además, prototipo del papel de la mujer en nuestro país, al menos hasta el tercer cuarto del siglo XX e independientemente de la clase social a la que perteneciera esta. Como se decía en Tristana, “la mujer honrada, con la pata quebrada y en casa”. Se trata de María de la O Lejárraga García (1874-1974), casada en 1900 con el gran empresario teatral de principios de siglo, Gregorio Martínez Sierra, quién pasó también por dramaturgo y traductor, aunque sin haber escrito una sola línea de las obras que firmaba, y sin tener ni idea de idioma distinto al castellano. La realidad, demostrada sólo varios decenios después, es que prácticamente toda la obra que firmó su marido la había escrito María Lejárraga.

El texto de Montfort forma parte del ciclo En letra grande que inició la temporada pasada el Centro Dramático Nacional, dedicado a esas figuras femeninas que en el pasado enriquecieron e innovaron la escena española tanto desde la escritura como desde la práctica, y que no han sido reconocidas por nuestra historia. El montaje, ‘María Lejárraga’, ahora vuelve a reponerse en el Teatro Valle-Inclán, bajo la dirección de Miguel Ángel Lamata y la estupenda interpretación de Cristina Gallego, Gerald B. Fillmore, Miguel Ángel Muñoz, Alfredo Noval y Jorge Usón. El espectáculo permanece en cartelera hasta el próximo 22 de diciembre.

En el montaje no se repasan de forma cronológica todas las facetas de la escritora, ni todas ellas aparecen en un mismo plano, pero el que vertebra todos ellos es el de la anulación de su personalidad, el de su ninguneo sistemático desde el momento en que forma ese tándem con su marido y es a este a quien la pareja decide inicialmente otorgar la autoría de los textos que irán representándose por la propia compañía teatral de Gregorio Martínez Sierra. A Lejárraga se le impuso una especie de burka invisible pero tan férreo y aplastante como esa indumentaria reservada a la mujer en ciertas sociedades islámicas radicales.

La aceptación inicial de María Lejárraga de ese contrato no escrito con su marido, se debe a que la pareja tuvo que vivir durante bastante tiempo del sueldo de maestra de ella. Para poder dar clase, María tuvo que aceptar un contrato en el que se comprometía a no firmar ningún texto como autora mientras fuera docente. Así eran las cosas en la España de la primera mitad del siglo pasado. Otras cláusulas del contrato le prohibían viajar en coche a no ser que fuera acompañada de su padre, hermano o marido, y cosas tan disparatadas como que mientras fuera maestra debería llevar dos enaguas, o que no podría frecuentar locales como las heladerías…

La escenografía y el vestuario de Isis de Coura presenta una amplia casa burguesa (varios ambientes, buen gusto, amplitud de espacios…), y unos personajes vestidos de época. Ayudan también muy eficazmente en el empeño la luz de Rodrigo Ortega y la música de Fernando Velázquez.

Por allí discurren poetas, músicos e intelectuales de la época: Juan Ramón Jiménez, Manuel de Falla, Joaquín Turina, Federico García Lorca o Santiago Russiñol. Los intérpretes, salvo Cristina Gallego, doblan personajes haciendo de investigadores del legado de la escritora y de los propios artistas que la visitan y con los que mantiene una estrecha amistad.

De entre las más de 90 obras que hoy se atribuyen a María Lejárraga, baste citar Margot, con música de Joaquín Turina; El amor brujo con música de Manuel de Falla, o la pieza teatral Canción de cuna, editada en 1911, que recibió el premio de la Real Academia Española como la mejor obra de la temporada teatral, y que más tarde fue llevada al cine por José Luis Garci. También escribió novelas muy leídas en su tiempo como Tú eres la paz. Incluso en una carta enviada a una amiga le contó haber mandado el guion de La dama y el vagabundo a la productora Disney, aunque nunca tuvo respuesta alguna de la compañía norteamericana.

Todos los intérpretes, comenzando por Cristina Gallego, defienden con soltura y pasión sus papeles, se mueven con la gracia y el donaire de unos avezados bailarines por los espacios de la casa del matrimonio Martínez Sierra y despiertan siempre el interés del público, sacándole incluso más de una sonrisa por la gracia y la rapidez con que adoptan las personalidades de los artistas que visitan a María Lejárraga. El texto, la dirección y la interpretación son más que interesantes, y más aún si uno descubre la figura de una mujer silenciada por los preceptos de una época que hoy parece prehistórica, pero que no deja de estar ahí al lado, hace apenas un siglo.

'Firmado Lejárraga'

Autor: Vanessa Montfort

Dirección: Miguel Ángel Lamata

Reparto: Gerald B. Filmore, Cristina Gallego, Miguel Ángel Muñoz, Alfredo Noval y Jorge Usón

Escenografía y vestuario: Isis de Coura

Iluminación: Rodrigo Ortega

Música: Fernando Velázquez

Documentalista: Carmela Nogales

Ayudante de dirección: Khrish Otero

Fotografía: marcosGpunto

Diseño cartel: Javier Jaén

Producción: Centro Dramático Nacional

Teatro Valle-Inclán, Madrid

Hasta el 22 de diciembre de 2019

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com