29 de marzo de 2020, 10:28:08
Nacional


Sánchez deja en el aire el ultimátum de Junqueras para desatascar la investidura

> Habrá diálogo con "seguridad jurídica"
> El martes llamará al president de la Generalitat, Quim Torra

Por Diariocrítico


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no ha querido aclarar si aceptará o no el ultimátum planteado por el líder de ERC, Oriol Junqueras, para apoyar su investidura.

"Si no hay mesa de negociación entre gobiernos, votaremos 'no'", aseguró el republicano en una entrevista concedida desde prisión a 'La Razón'. Preguntado por esta línea roja, Sánchez ha eludido responder si habrá o no tal marco de diálogo.

En su lugar, Sánchez ha marcado las suyas propias: "Diálogo como método para resolver conflictos políticos como el de Cataluña y seguridad jurídica en el marco de las leyes democráticas que tenemos". "Ese será el planteamiento que hagamos a ERC", insistió.

Llamada a Torra

Por otro lado, fuentes del Gobierno han confirmado que Sánchez prevé llamar al president de la Generalitat, Quim Torra, este martes en el marco de la ronda de contactos que realizará con los 17 presidentes autonómicos, más los representantes de Ceuta, Melilla y la FEMP.

Precisamente sobre esta llamada que se producirá después de no haberle contestado en varias ocasiones fue cuestionado en una rueda de prensa -con más de dos preguntas después de las críticas de las asociaciones profesionales- y Sánchez eludió las críticas de los neoconvergentes que menospreciaron el gesto por enmarcarse en un conjunto de contactos. "La iniciativa de diálogo de este Gobierno es inclusiva no excluyente", respondió Sánchez.

Sobre su contenido, Sánchez se limitó a apostar por tratar de implicar a los gobiernos autonómicos en la necesidad de desbloquear el ejecutivo y se reafirmó en dos compromisos que afectarían a Cataluña.

Por un lado, mantuvo que el Gobierno cumplirá "el apartado de inversión en infraestructuras recogido en los estatutos". Esto es, el 18% de inversión para Cataluña que preveía el Estatut y que ya introdujo su gobierno por primera vez en los Presupuestos de primeros de año que finalmente no salieron adelante. Por otro lado, Sánchez se comprometió a impulsar la reforma de la financiación autonómica. "Ahora bien no depende solo del Gobierno de España. Las comunidades autónomas también tienen que arrimar el hombro", matizó.

Bloqueo del PP

Sánchez no quiso ahondar más en los detalles de las negociaciones pero sí admitió que se enfrenta a un "proceso de investidura complejo, difícil". Eso sí, una vez más descartó volver a las urnas y apeló a la responsabilidad del PP para desbloquear el gobierno socialista.

"No puede ni debe haber terceras elecciones", sentenció. "Si hay partidos políticos que quieren terceras elecciones que lo digan". Para Sánchez los españoles "han hablado ya 5 veces en 2019" dando al PSOE como vencedor y es suficiente.

Considera que los grupos parlamentarios sólo pueden adoptar tres posturas: formar parte del gobierno, o facilitar ese gobierno o bloquear. En ese último espacio situó al "PP y la ultraderecha".

El candidato socialista a la reelección aseguró no entender la postura de los populares porque animan a otras fuerzas como Navarra Suma o Ciudadanos a que se abstengan en la votación de investidura sin plantearse ellos mismos el desbloqueo. "Consejos doy que para mí no tengo", remachó. "No hay otra opción a que gobierne el PSOE", les recordó.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com