7 de junio de 2020, 9:13:07
Opinión


Los Felices Años 20 2.0

Por Manuel Pascua Mejía


Mientras Muñoz Molina defiende a Greta Thunberg y su positivismo imperativo; mientras Paul Kingsnorth (¿El rey en el norte?) nos dice que ya no hay nada qué hacer y que la ecología es una trola infinita por ambos extremos; mientras Luz Sánchez Mellado se lamenta porque no distingue un lavaplatos de la cuota mensual de su gimnasio y mientras un consistorio de majaderos pretende devolver León al siglo XI, un CEO mafioso se fuga de Tokyo, una diva sin arte ni oficio nos muestra sin enseñarlas unas tetas de oro diseñadas por un tal Jacinto de Manuel al que conocen en su casa a la hora de cenar y cuyas obras de arte son, básicamente, bodrios (Uy lo que he dichooo! Los twiteros instagramers, postmilenials y Josie me van a condenar a death) y una cuadrilla de facinerosos autodenominados de izquierdas pactan cómo disolver España para conseguir unos un gobierno y otros un montón de pasta a costa -otra vez- de extremeños, andaluces e hispanovaciados.

Mientras del mientras, la inmensa mayoría nos hemos tomado las uvas, hemos vaciado dos docenas de botellas de cava valenciano o extremeño -Roma no paga traidores- y hemos acabado el año con un pedal de colores en desahogo por lo malo que ha sido el año y lo poco que promete éste que ya estamos viviendo.

La vida hoy no se parece a los titulares de prensa como hace 30 años no se parecía a los anuncios. Es más, la información de hoy se parece tanto a los anuncios como la felicidad a la sensación que produce la riqueza: hay que ser un verdadero experto para distinguirlas. Hoy día basta con decir ecosolidaridad, bioeconomía, albañila y facha heteropatriarcal para ser y estar en las más altas cimas epistemológicas y estar y ser mejor considerado que un juez de la Voz Kids.

Sánchez y ese bobalicón sin estudios de ERC dicen que son de izquierdas y toda la patulea de seguidistas aplauden con las orejas. (Debí leer mal, pero Marx, Engels y Rosa Luxemburgo gritaban Proletarios del mundo, uníos. Nunca dijeron Proletas catalanes, sed racistas y dad por saco al resto de trabajadores ni Ejecutiva del PSOE, formad gobierno malbaratando España).

2020, pues, será otra estafa con número de cupón de los Ciegos: el Polo Norte ya es navegable y debajo hay más petróleo que en Venezuela, játetu, y nadie quiere revertir la cosa por mucha eco, bio y veganez que le interpongamos; la asesina familia real saudí (Uyyy lo que he dichoooo, cualquier día Muhammad bin Salman me hace un Kashoggi turco) tiene el control de la empresa de mayor capitalización bursátil de la historia, una petrolera, játetu, y un rubicundo opinador neoyorquino, expulsado del Times y del Daily Telegraph por mentiroso compulsivo, arribado a Primer Ministro de la Pérfida Albión, va a convertir Gran Bretaña en el satélite de la USA del trumposo mientras «toda Europa», o sea Bruselas, les hace un masaje económico con final feliz en vez de trasladar la city a Hamburgo, cerrar el canal de la Mancha y elevar los aranceles a todo lo que sea made in USA & Great Britain (¡Tercer uyyy lo que he dicho! Esta vez el gritón del pelo naranja me enviará a los Navy Seals y su compi a 007)

Los Reyes Majos no nos van a traer trabajo ni sueldos decentes ni energía universal y gratuita, pero nos van a llenar de mirra con el espejismo de la gratuidad de la AP 7. Mientras, suben el kilowatio, la bombona, el litro de gasofa y el pan. Y claro, la cuota del gimnasio, la cuota de los independentistas, la cuota del PNV y la cuota de Iglesias, que ya se han subido a la parra.

Lo que sí baja es el PIB, la pensión de mi padre, la Universidad española en el ranking mundial y la afiliación a la seguridad social. Como dijo la madre de Bryan, dejen aquí el oro y el incienso y la mirra se la llevan a otro.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com