24 de enero de 2020, 18:18:19
Nacional


Sánchez reconoce a Torra como president, sube las pensiones, defiende a Delgado y pone en rojo fechas del calendario

> "Todo lo haremos en el marco de la Constitución que es muy amplio", dice sobre la negociación en Cataluña
> Los Consejos de Ministros ordinarios a partir de ahora serán los martes y no los viernes
> La subida del salario mínimo tendrá que esperar para ir "paso a paso" a lo largo de la legislatura
> Afea al PP que bloquee la renovación de instituciones como el CGPJ, el TC o el Defensor del Pueblo

Por Marina Ramírez


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado cuenta del primer Consejo de Ministros del gobierno de coalición anunciando sus primeros acuerdos en materia de pensiones, nombramientos y de organización, pero también ha avanzado algunas cuestiones sobre la negociación con Cataluña, entre otros asuntos, con la mirada puesta en "los próximos 1.400 días" y las cinco grandes transformaciones que pretende llevar a cabo el Ejecutivo con intención de agotar los cuatro años de legislatura.

Cataluña

Con respecto a Cataluña, Sánchez ha reconocido a Quim Torra como president de la Generalitat en activo, pese a que el Tribunal Supremo avalara la decisión la Junta Electoral Central de inhabilitarle como diputado como consecuencia de la condena (no firme) por desobediencia del TSJC.

Justo el día en que la Mesa del Parlament decide desoír la inhabilitación de Torra -el Estatut establece que sólo esta asamblea puede destituirle-, Sánchez ha insistido en varias ocasiones en avalar a Torra. "Sigue siendo el president de la Generalitat de Cataluña", sostuvo.

"Haremos esa reunión cuanto antes, no tengo ningún problema", agregó asegurando que es cuestión de tiempo que los gabinetes fijen una fecha para que tenga lugar la reunión entre ambos líderes una vez que haya pasado esta semana en la que los ministros están aterrizando en sus respectivas carteras y queda pendiente el nombramiento de los secretarios de Estado.

"Encantado de verme con Torra para poner en marcha el diálogo que es tan necesario en Cataluña", aseguró defendiendo que este será el primer paso para "devolver a la política una crisis política". "La noticia debería ser que no nos reuniéramos", argumentó explicando que no pudo ser antes por la tensa situación generada en torno a la sentencia del procés del pasado 14 de octubre y que no tiene fecha aún por una cuestión de "intendencia".

"La obligación de los gobiernos es dialogar", insistió. "Si normalizamos y racionalizamos la cuestión catalana la vía judicial no tendrá el recorrido que desgraciadamente ha tenido durante estos meses y estos años", auguró Sánchez sin responder concretamente qué acciones piensa acometer el ejecutivo para desjudicializar el procés.

En relación a la consulta ciudadana prevista como paso final de la mesa de negociación entre gobiernos pactada con ERC, Sánchez recordó que hay 11 comunidades autónomas que en sus estatutos conceden la posibilidad de celebrar referéndums y consultas. "Todo lo haremos en el marco de la Constitución", aseguró utilizando un término obviado en el acuerdo de investidura con los republicanos ocasionándole algunas críticas. "Un marco muy amplio", puntualizó.

Asimismo, valoró en positivo esta cuestión. "Si podemos llegar a una consulta en Cataluña es poque antes hemos alcanzado un acuerdo [...] esto significaría que la crisis política en Cataluña queda resuelta", explicó. "Este Gobierno siempre va a garantizar el cumplimiento de la ley", concluyó.

Subida de las pensiones

Entre las medidas aprobadas en este primer Consejo de Ministros está la revalorización de las pensiones con respecto al IPC. El Gobierno ha aprobado un decreto ley con un incremento del 0,9% que es la estimación media de la inflación con caráter retroactivo desde el 1 de enero. En caso de que el IPC final fuese mayor, Sánchez anunció que los pensionistas recibirían la diferencia en un único pago antes de abril de 2021.

"Esta medida traslada un compromiso con los 10 millones de pensionistas que se van a beneficiar", aseguró Sánchez criticando el 0,25% "impuesto sin consenso, sin diálogo y al margen del Pacto de Toledo".

Sánchez se comprometió a buscar grandes consensos para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones y la protección de los jubilados a la par que la estabilidad presupuestaria.

"Vamos a tender la mano a todas las fuerzas políticas, también a los agentes sociales", anunció con las miras puestas a una negociación que modifique la actual -todavía vigente- revalorización mínima por ley del 0,25% de las pensiones.

Defensa total de Dolores Delgado

El Consejo de Ministros también ha formalizado la propuesta de la ex ministra de Justicia, Dolores Delgado, como nueva Fiscal General del Estado. Una designación muy cuestionada por la oposición y que ha dividido a las asociaciones de fisacles.

"Si uno mira su currículum es impecable", defendió Sánchez destacando que su trayectoria, solvencia, acreditación y experiencia está fuera de toda duda. Sánchez restó importancia a que Delgado formara parte de las listas del PSOE en las elecciones, así como al hecho de que fuera ministra del Gobierno hasta hace bien poco y destacó que entró en el Consejo de Ministros como "independiente", porque "es fiscal de carrera".

Asimismo, aseguró que la única directriz que le ha dado ante su nombramiento es la de "que actúe con absoluta independencia y que garantice el estricto cumpilmiento de la legalidad democrática". "Está más que garantizada la autonomía no solo de la Fiscalía General del Estado sino de todos los fiscales", aseguró.

El presidente del Gobierno también reclamó a la oposición que "la critique por los hechos no por los supuestos" y criticó la actitud de bloqueo permanente de la derecha. "La oposición está en contra de éste y de todos los nombramientos que haga este Gobierno", lamentó asegurando que hubiera dado igual que hubiera propuesto a otro candidato o candidata para el puesto de Fiscal General del Estado.

Sánchez afeó al PP que bloquee la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de los magistrados del Tribunal Constitucional e incluso del Defensor del Pueblo y reclamó un cambio de estrategia "para el correcto discurrir de la democracia". "En eso voy a tender la mano al PP", aseguró reclamando una oposición constructiva con sentido de Estado. "Lo que no tiene sentido es oponerse por oponerse a renovar las cosas sin saber cuáles son los perfiles propuestos", insistió.

Gobierno de coalición: calendario

Sánchez también informó de que ha enviado una carta personal a los miembros de su gabinete para conjugar la voluntad de actuar con el diálogo. Reclamó a sus ministros receptividad a la hora de recoger propuestas del conjunto de partidos presentes en la cámara así como de la sociedad civil, asumiendo que algunas de las reformas requieren mayorías amplias que habrá que negociar.

Sobre sus socios de Unidas Podemos, Sánchez asumió las diferencias -"tenemos una coalición de gobierno no de pensamiento", aseguró ante la posibilidad de que sus ministros no dejen las actas de diputados como se espera que hagan los socialistas-, pero se mostró "orgulloso" del acuerdo alcanzado. "Todos los ministros y ministras son de un Gobierno de España, no de un partido o de otro", concluyó.

Así, enumeró las cinco áreas clave en las que se moverán todos ellos: el impulso económico en torno a pilares productivos como la ciencia y la innovación; el diálogo territorial y el equilibrio demográfico; atajar las desigualdades sociales; abordar la emergencia climática con una transición justa, y la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, así como la erradicación de cualquier forma de discriminación.

De estos cinco pilares, el ejecutivo se compromete a "rendir cuentas regularmente". Concretamente, cada 100 días desde la Moncloa o las sedes ministeriales para informar de los avances acometidos en cada una de las materias, al margen de las comparecencias en el Congreso de los Diputados.

Asimismo, Sánchez informó que de ahora en adelante la reunión del Consejo de Ministros se celebrará los martes de forma ordinaria y no los viernes. No obstante, este primer viernes también se reunirá el gabinete de forma extraordinaria para continuar con el proceso de nombramientos. De esta manera, las reuniones de subsecretarios serán los jueves para preparar las deliberaciones del Consejo de Ministros.

Presupuestos y salario mínimo interprofesional

Sin fecha fija quedan otros dos asuntos importantes: las cuentas públicas de 2020 y la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). Sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE), Sánchez recomendó ir "paso a paso" para poder abordar la negociación en las "próximas semanas". No obstante, recordó que el ejecutivo ha podido ir sacando medidas adelante con presupuestos prorrogados.

En el mismo sentido se refirió sobre la subida del SMI remitiendo a la "hoja de ruta" comprometida con Unidas Podemos para alcanzar el 60% del Salario Medio al finalizar la legislatura. "Tenemos 1.400 días para ponerlo en marcha", respondió sobre esta cuestión. "Acabamos de empezar, iremos paso a paso", insistió remitiendo a un diálogo entre representantes de empresarios y sindicatos para ir perfilando la medida.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com