7 de julio de 2020, 17:27:22
Nacional


PP, Cs y Vox abroncan a Sánchez por plantear la revisión del delito de sedición

Por Diariocrítico


Tal y como avanzó en su primera entrevista como presidente del Gobierno de coalición, Pedro Sánchez quiere promover un debate en el Congreso sobre la reforma del Código Penal, en el que se abordaría la revisión del delito de sedición, con la que se plantearía una rebaja en las penas. Este es el delito por el que han sido condenados los líderes del procés, y para las formaciones de derechas supone un "indulto encubierto" a los secesionistas catalanes.

Aunque no han confirmado cómo ni de qué manera, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero ha avanzado que el líder socialista Pedro Sánchez promoverá "un debate abierto sobre la reforma del Código Penal, no solo para los delitos (de rebelión y sedición) vistos a la luz de lo ocurrido en Cataluña, sino también en materia de igualdad".

Montero ha reconocido que en el Gobierno no existe una postura común al respecto de la revisión de la tipificación de los delitos de sedición y rebelión, pero ha dado a entender que corresponderá al PSOE la iniciativa parlamentaria. El Ejecutivo de coalición no contempló esta reforma en su acuerdo de Gobierno, por lo que todavía no se ha abordado el debate en Moncloa.

La portavoz del Ejecutivo ha dicho que los socialistas acudirán al debate parlamentario con el "afán de encontrar consensos" para la reforma de estos delitos.

El Código Penal define así el delito de sedición:

"Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales".

Y añade que serán condenados por este delito "los que hubieren inducido, sostenido o dirigido la sedición o aparecieren en ella como sus principales autores".

Las penas que acarrea una condena por sedición son de 8 a 10 años, agravándose con penas de 10 a 15 en el caso de que sean personas constituidas en autoridad, que es el caso de los cargos políticos catalanes juzgados en el juicio del 'procés', a excepción de los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Además, todos ellos son inhabilitados para cargo público.

La mayor condena del juicio del procés recayó sobre el ex vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, con 13 años de cárcel e inhabilitación, seguido de los ex consellers Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa, condenados a 12 años de prisión. La ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell fue condenada a 11 años y 6 meses de cárcel, mientras que los ex consellers Joaquim Forn y Josep Rull, a 10 años 6 meses, y los Jordis, a 9 años de prisión.

Mientras no hay acuerdo en torno a esa reforma, sí hay una posición común en torno al cambio de los delitos sexuales para fijar que 'solo sí es sí' en el Código Penal, y suprimir el delito de abuso.

PP, Ciudadanos y Vox no han tardado en reaccionar al anuncio de Moncloa, que consideran un "indulto encubierto" a los líderes del procés, que podrían beneficiarse de una rebaja de las penas asociadas al delito de sedición. Para el 'popular' Javier Maroto, "reducir la pena del delito de sedición es un indulto encubierto", de la misma forma que para la portavoz de Cs, Inés Arrimadas, que ha tachado la idea de "indulto por la puerta de atrás para Junqueras y sus socios".

"En campaña anunció tipificar el referéndum ilegal y ahora propone bajar la condena del delito de sedición para beneficiar a sus socios", ha denunciado Arrimadas.

Para la dirigente madrileña de Vox, Rocío Monasterio, el Gobierno "ha emprendido un camino complicado diciendo a quienes se saltan la ley, que hacerlo, tiene premio".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com