18 de febrero de 2020, 6:04:21
Nacional


Twitter silencia a Vox por "incitación al odio" y el partido de Abascal denuncia "censura"



La red social Twitter silenciaba ayer miércoles al partido Vox en su cuenta por "incitación al odio" tras una respuesta polémica al PSOE en otro mensaje y el partido de Santiago Abascal denunció una "censura" de esta empresa bajo una campaña llamada #TwitterResponde.

El caso es que, en más de 24 horas, Vox no ha podido usar su cuenta principal a nivel nacional, @vox_es, por haber escrito mensajes que según esta red social incitaban al "odio". Twitter se toma muy en serio estas cuestiones y quiere apartar de su actividad este tipo de debates ideológicos. Sin embargo, la formación de ultraderecha asegura que ha sido un caso de censura por "presiones" del Gobierno progresista.

Manuel Mariscal Zabala, Vicesecretario de Comunicación de Vox y diputado nacional del partido, comenzaba la denuncia: "VOX lleva sin poder tuitear 24 horas. El motivo no es otro que la censura". También agradecía el apoyo de sus seguidores: "Gracias a los que nos estáis apoyando. Somos conscientes de que muchos españoles ven vulnerados sus derechos constitucionales en las redes sociales por la censura de la plataforma, mientras otros tienen carta blanca".

"Llevamos así 26 horas. ¿Hasta cuándo Twitter y Nathalie Picquot? ¿Qué justificación tiene todo esto? ¿Pedro Sánchez también os ha ofrecido un Ministerio?", decía Mariscal, abriendo una clara guerra contra esta red social y acusándola de colaboración con el PSOE y Unidas Podemos. Picquot, por cierto, es la directora general de Twitter España.

Lo que pide Twitter para levantar el 'veto'

Mariscal revela que recibieron la notificación de Twitter avisando de que retiraran el Twitter de la polémica, donde se decía: "Lo que no soportamos es que os metáis en nuestra casa y nos digáis cómo tenemos que vivir y cómo tenemos que educar a nuestros hijos. Y menos aún que con dinero público promováis la pederastia". Vox sigue defendiendo este tuit y asegura que no lo borrará, que es lo que Twitter pide para levantar la suspensión.

"Prohibimos dirigir a las personas contenido destinado a incitar al miedo/difundir estereotipos de temor sobre una categoría protegida lo que incluye afirmar que los miembros de una categoría protegida tienen más probabilidades de participar en actividades ilegales", había escrito Twitter a Vox como explicación.

La respuesta de Vox es clara: "No lo haremos [borrar el mensaje]. Somos un partido legalmente constituido, somos tercera fuerza política en España, representamos a más de 3,6 millones de votantes y, como nosotros, miles de ciudadanos españoles están sufriendo la censura en Twitter y en otras redes sociales. Y decimos basta".

La red de dirigentes de Vox y sus seguidores han estallado en un gran debate en Twitter:

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com