25 de noviembre de 2020, 17:54:42
Nacional


Mentiras y bulos sobre la llegada de un gobierno de izquierdas: la prima de riesgo está más baja que con Rajoy y otros datos económicos



Si bien es cierto que cuando se anunció la formación de un gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos se dispararon algunas alertas en el ámbito económico internacional, hablándose incluso de "ideología comunista" del nuevo Ejecutivo, hoy por hoy los indicadores españoles siguen siendo optimistas.

Prima de riesgo

Como gran ejemplo gráfico tenemos la prima de riesgo, la famosa prima de riesgo que a muchos quitaba el sueño durante la crisis económica en su peor momento (2008-2014): en estos momentos el diferencial del riesgo del pago de nuestra deuda respecto a Alemania está más bajo que incluso en los tiempos de Mariano Rajoy. Hablamos de la última etapa, en la que la economía española había pasado su peores tragos y dejado atrás el fantasma de la intervención europea.

En todo el mes de enero, con sus cambios diarios, la prima de riesgo de España se ha movido entre 66 y 69 puntos, mientras que en 2019 había superado los 100 puntos y en 2018 superó los 120 en alguna ocasión, sobre todo ante la incertidumbre posterior tras la moción de censura y el cambio de color en el Gobierno.

Crecimiento

El crecimiento, sin embargo, se ha ralentizado, dando lugar al término de la 'desaceleración'. En todo caso, es importante remarcar, todas las previsiones económicas, desde el FMI, pasando por la UE, la OCDE o el Banco de España, hablan de que el PIB español y el de la zona euro será positivo, aunque con tasas inferiores de crecimiento respecto a la recuperación tras la crisis.

El PIB español creció en 2018 un 2,4%, en 2019 será de un 2% a falta del cierre de la contabilidad oficial y se espera para este 2020 un +1,6% de crecimiento. En comparación con la zona euro, nuestro mejor espejo, el PIB de la región sólo subió un 1,2% en 2019 y se espera un crecimiento de un 1,0% para 2020, por lo que España estará muy por encima de la media: un 60% más.

Deuda pública

Es sin lugar a duda el dato más negativo para nuestro país. La deuda pública española bajó en el tercer trimestre de 2019 hasta el 97,9% del PIB, frente al 98,9% registrado en el segundo. Hay una tendencia a la baja, pero España es el sexto miembro de la UE y la eurozona con el nivel más alto de deuda pública. Eso sí, nos supera la Francia liberal de Emmanuel Macron o la Bélgica de la liberal-conservadora Sophie Wilmès, además de Italia, Portugal y Grecia. Lo importante es que en España no aumentó más la deuda, como en Alemania, que fue estable, mientras que subió en la vecina Francia pese a las reformas liberales de Macron.

Empleo

Respecto a la creación de empleo, también se ha ralentizado. En 2019, la tasa del paro cerró con un 14,1%, mejorando apenas respecto a 2018, cuando cerró en un 14,3%. Pero más allá del ritmo, la realidad es que, pese a la subida del salario mínimo en enero de 2019, que se anunció como un apocalipsis empresarial, el paro bajó en unas 40.000 personas y cerraba en 3.163.605 desempleados en total. Son 7 años a la baja y se espera que en 2020 continúe bajando la tasa de paro. Además, la Seguridad Social acabó 2019 con casi 400.000 afiliados más, un dato fundamental para sostener el sistema público.

Y volvemos a compararnos con la eurozona: España lideró en varios momentos del año 2019 la creación de empleo y el crecimiento en la zona euro, que sin embargo, como es sabido, presenta una tasa de paro mucho más optimista: 7,4%.

El mayor bulo sufrido con la subida del salario mínimo es que se aseguró que destruiría empleos, y lo que se ha podido concluir es que se incrementó el consumo, el ahorro de las familias, aumentó el poder adquisitivo general y que la ralentización de la creación de empleo se asocia a otras variables y no puede ser sólo debido a este aumento salarial. Y es que se estima que tan sólo un 13% de los trabajadores españoles se rigen por el SMI, por lo que apenas ha afectado al tejido empresarial español. De hecho, aumentará más en 2020, de 900 a 950 euros, bajo un acuerdo en el que ha estado incluida la patronal.

Mercados y bolsa

Por otra parte, en cuanto a renta variable e inversiones, la bolsa española cerró 2019 y sigue en este inicio de 2020 en cifras muy optimistas. Si bien antes de la marcha de Rajoy el selectivo Ibex 35 marchaba por encima de los 10.000 puntos, actualmente se mueve entre los 9.500 y 9.700, cerca de recuperar esta cota psicológica. Realmente siguió la dinámica de otros selectivos clave como el Dax alemán, que desde mediados de 2018 comenzó un descenso, ahora recuperado con la mejoría de 2019 y comienzos de este 2020.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com