24 de febrero de 2020, 19:53:33
Nacional


Máximos honores y gran despliegue por parte de Torra para recibir a Sánchez en el Palacio de la Generalitat



Ya comenzó la cita entre ambos presidentes, el del Gobierno central y el del autonómico catalán. La llegada de Pedro Sánchez a las instalaciones de la Generalitat en el centro de Barcelona disfrutó de los máximos honores y un gran despliegue de recursos por parte de Quim Torra. Una legión de honor de los Mossos d'Esquadra recibió al madrileño a las puertas de la institución y el president catalán le enseñó las instalaciones, desde los accesos a otros detalles de camino a la sala donde se reunieron, pasadas las 12:04 horas.

En cuanto a la actitud de ambos, Torra fue notablemente el más afable y sonriente, mostrándole amablemente el camino y saludándole siempre con un rostro sin tensión, mientras que a Sánchez se le vio incómodo y tenso sobre todo al comienzo, cuando llegó a la Plaza de Sant Jaume, y era recibido por su homólogo catalán. Poco a poco cedió en esos primeros gestos de rechazo a mantener una actitud más entregada con la ocasión y se le vio sonreir un poco para la prensa gráfica. En todo caso, el apretón de manos para las fotografías fue largo e intenso, sin incomodidades manifiestas.

Algunos de los detalles de la reunión fueron muy comentados:

Las claves de la cita son los siguientes:

Lo que se busca es, por la parte del Gobierno central, comenzar el deshielo y enfriar la situación política y social en Cataluña, con un acercamiento y un guiño para pronto abrir la mesa de diálogo.

En cambio, por la parte de la Generalitat se tomará como una victoria que Sánchez haya tenido que doblegarse y visitar Barcelona, rompiendo con el silencio y la ausencia de relaciones institucionales de los últimos años.

Según el diario 'El País', la cita pondrá fecha a la mesa de diálogo de partidos, quizás para finales de este mismo mes. El miércoles por la noche seguían las negociaciones, pero es posible que se fije hoy una fecha de comienzo para finales de febrero. Será una mesa sin altos cargos de ambos gobiernos, sino de representantes de los partidos PSOE, ERC, JxCat y Podemos. De la buena marcha de ese diálogo y las negociaciones depende la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2020, ya que PSOE y Unidas Podemos necesitan en el Congreso al menos la abstención de ERC.

En todo caso, Sánchez aprovechará el viaje a Barcelona para alargar su estancia y verse con más instituciones y organizaciones sociales. Se reunirá con la patronal catalana, sindicatos mayoritarios, la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, y al líder del PSC, Miquel Iceta.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com