4 de diciembre de 2020, 16:29:34
Sociedad


¿Nuevo protocolo para casos de violación?

Por Paloma López & Rocío Gavilán


Las mujeres que sufren una violación, están expuestas a un compendio de situaciones difícilmente abordables tras un hecho de este tipo. Ya de por sí una mujer que sufre una violación tiene un dolor extremo y más aún cuando tiene que exponerse a lo desconocido y a la incertidumbre de todo un procedimiento.

El procedimiento indica que la persona debe acudir a comisaría y presentar la denuncia pertinente sin haber sido asistida por médicos con anterioridad.

Los responsables sanitarios, de justicia y policiales, han creído necesarios modificar el procedimiento y ser más consecuentes atendiendo a las necesidades de cada persona. Se ha elaborado un nuevo protocolo de asistencia sanitaria urgente a víctimas de violencia sexual en la que priorizan la atención médica.

Aunque tiene que poner la denuncia el hecho de tener que presentar la misma en las dependencias policiales, sin cambiarse de ropa o poder asearse, crea en las victimas una doble victimización, teniendo que sufrir veces, horas hasta poder estar aseada.

Además, es importante la acción conjunta para eliminar cualquier daño añadido que pudiera aparecer en las victimas. Esto es importante, puesto que las víctimas de violencia sexual, generalmente tras una experiencia traumática como esa, presentan síntomas como bloqueo, culpa, vergüenza, miedo o dificultad para explicar los hechos, e incluso olvidan determinadas partes del suceso.

Por eso, es recomendable tratar a la víctima medicamente y tras ello, que sea el equipo completo quien se desplace al hospital y no que tenga que desplazarse la victima a multitud de escenarios con lo que ello supone psicológicamente.

Todo esto podría hacer surgir dudas: ¿y si hay pruebas no debería ir a comisaría? Efectivamente, pero para ello se protocolizará a las fuerzas del estado para que sigan una cadena de custodia óptima para proteger cuanta prueba sea necesaria para el médico forense, por ejemplo.

En definitiva, este tipo de protocolos novedosos no son sino una manera de proteger a la víctima, sin llegar a estigmatizarla y sin hacer que el trauma sea aún más doloroso por tener que estar expuesta a numerosos profesionales o lugares y sin tener que pasar largas horas, reviviendo todo lo sufrido.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com