22 de octubre de 2020, 5:48:40
Opinión


El feminismo vuelve a llenar las calles: 8-M de lucha de las mujeres y con las mujeres

Por Carlos Martínez García


A diferencia de otras fechas conmemorativas el 8-M no languidece, lo cual demuestra la pujanza del movimiento feminista. Este 8-M de 2020 las calles se han vuelto a llenar de personas, mujeres y hombres solidarios con la lucha de las mujeres y sus justas reivindicaciones.

La incorporación de mujeres jóvenes al movimiento, es ilusionante y muy grande. Por eso los deseos por un lado de cooptación institucional por parte del Gobierno y de despiste, confusión e introducción del mal rollo por parte del lobby pro-proxeneta por otra parte. A esto hay que sumarle la tendencia no politica o de despolitización del feminismo proveniente de las derechas, las liberales y poderosos lobby empresariales. A pesar de esto las mujeres han vuelto a demostrar su empuje y sus ganas de luchar, ser respetadas, sentirse seguras y terminar con las brechas salariales y laborales.

Dado que hay una discusión fruto de los deseos de incorporar luchas muy importantes y que apoyamos pero que no son el eje central del movimiento de emancipación e igualdad de las mujeres y que por tanto restan de forma no inocente a las luchas de liberación de la mujer, se han mezclado debates. Uno de ellos es el de la abolición de la prostitución. Un movimiento de liberación e igualdad de la mujer, no puede defender a la mafia proxeneta. El feminismo es ajeno a posturas comprensivas con las mafias de chulos, pinxos y proxenetas. La prostitución es un negocio, es capitalismo salvaje, puro y duro en su estado más primario de ausencia de derechos y violencia sobre mujeres pobres independientemente de su lugar de origen. No es trabajo, es esclavitud. Por eso los precursores del socialismo obrero siempre defendieron y sus continuadoras y continuadores defendemos la abolición y nos negamos al negocio de los vientres de alquiler. Pero es qué este falso debate se ceba precisamente contra la mujer y para invisivilizar la lucha de la mujer por la igualdad y una vez más la mujer vuelve a ser víctima. El movimiento feminista sufre un debate impuesto que no le es propio, pues “entender” la prostitución y el negocio entorno al sexo no es feminista.

Tampoco la cuestión transgénero es su objetivo, sino que se enmarca en otra lucha, digna lucha, pero no a costa del feminismo. Las mujeres sufren una doble explotación tan solo y nada más y nada menos que por el hecho biológico de serlo, poder ser madres y que muchos, demasiados hombres entiendan que son de su propiedad, “la maté porque era mía” en todo el mundo.

Por eso los hombres solidarios y que apoyamos al movimiento feminista no le exigimos nada, ni le creamos extorsión o mucho menos agredimos sus pancartas como de forma aislada, pero que ha ocurrido en la manifestación de Madrid. Los hombres solidarios, estamos, acompañamos, acudimos y nos sentimos parte de una lucha que cuestiona el sistema patriarcal y se enfrenta al capitalismo opresor y esclavista. Condenamos y exigimos la condena más dura posible de maltratadores, violadores, agresores machistas.

El éxito de las manifestaciones no puede ser empañado por unas actitudes que en muchos casos confunden a personas tal vez bien intencionadas pero que las provocan fuerzas económicas que desean destruir el feminismo.

Exigimos al Gobierno y en espacial a su presidente y a la ministra de igualdad que en primer lugar no hagan leyes sin negociar con el movimiento feminista. Que la protección, apoyo y defensa de las reivindicaciones de las mujeres, exige la derogación de la reforma laboral, el fin de las brechas salariales, pensiones públicas dignas, sanidad y educación públicas y de calidad y abolición de la prostitución, no tolerar los vientres de alquiler y respeto al legitimo deseo de ser madres y padres y a no ser invisibilizadas o negadas por un neo lenguaje reaccionario que viene de EEUU, pero revestido de falsa modernidad.

Finalmente no olvidemos: el día de la mujer fue instituido en 1910 por la Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas a propuesta de Clara Zetkin en recuerdo de las obreras en huelga de Nueva York asesinadas por su patrón, quemadas vivas, como día internacional de la mujer trabajadora.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com