22 de octubre de 2020, 13:43:38
Nacional


La mesa de diálogo sobre Cataluña: otra víctima colateral de la pandemia de coronavirus

Por Diariocrítico


El foro del reencuentro entre el Gobierno central y la Generalitat ha quedado paralizado antes de que empezara siquiera a andar. Si bien el pasado 26 de febrero, arrancó oficialmente la mesa de diálogo sobre Cataluña, la crisis sanitaria del coronavirus ha paralizado toda la negociación.

En aquel momento, las partes se emplazaron a volver a verse en un mes en Barcelona, pero dicha cita ha quedado ya anulada. La semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el catalán, Quim Torra, se emplazaron a retomar el diálogo cuando la pandemia de coronavirus esté controlada. Algo que a día de hoy no tiene una fecha clara en el calendario.

El pasado sábado, Moncloa decretó el estado de alarma durante 15 días prorrogables. El Ministerio de Sanidad asegura que todo apunta a que España se está acercando al pico de la pandemia gracias a las duras medidas de contención aplicadas, pero la evolución habrá que verla en los próximas semanas.

Lo que sí está empezando a resentirse es la relación entre ambos ejecutivos. De las buenas palabras de hace menos de un mes, la tensión entre ambos ejecutivos no deja de crecer a cuenta de la gestión de la crisis sanitaria.

Torra ha criticado que el Gobierno central no haya aislado Cataluña por mar y aire acusando a Moncloa incluso de desoir los criterios científicos que aconsejan el confinamiento domiciliario que irónicamente impuso el propio Pedro Sánchez con su decreto de estado de alarma. Unas palabras que han sido duramente criticadas por la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien le reprochó ser "profundamente desleal" y difundir una "falsedad" evidente. "Lo único que pretende es salir en los medios en un interés propio", valoró recordando la situación jurídica en que se encuentra Torra.

Precisamente, este es otro flanco abierto que afectará directamente a la futura mesa de diálogo sobre el futuro de Cataluña. Si bien en el mes de enero los expertos calculaban que el Tribunal Supremo podría decretar una sentencia firme sobre el caso de desobediencia al que se enfrenta Torra -cuya condena supondría su destitución- en primavera (incluso en la primera quincena de abril) se desconoce aún el grado en que su caso estaría o no afectado por el decreto de alarma del coronavirus que prevé la suspensión de plazos procesales y administrativos, así como plazos de prescripción y caducidad.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com