26 de febrero de 2021, 20:06:26
Internacional


¿Por qué Trump se la tiene jurada a España?: así utiliza a nuestro país para sacudirse su gestión de la pandemia



Son preguntas que hay que comenzar a hacerse... ¿Por qué Trump se la tiene jurada a España?. Ayer fue la segunda vez que aprovechaba una rueda de prensa en la que debía valorar los efectos de la pandemia del coronavirus en su país para cargar contra España.

Si hace unos días el presidente de EEUU decía que España estaba siendo "diezmada", esta vez ha dicho que nuestro país está "destrozado" y que era una situación "muy triste".

La explicación rápida y sencilla es pensar en que Trump se sacude la mala gestión nacional que ha hecho de la pandemia poniendo el ventilador y haciendo que el punto de mira se dirija a otras naciones y a otros gobernantes. Pero a veces, aunque pueda parecer lo más razonable, la explicación más fácil no tiene por qué ser la más adecuada.

La realidad es que en España el modelo de gobierno y su ideología no despierta, ni mucho menos, simpatías en Trump. Tampoco debería hacerlo el actual Ejecutivo de Italia, país también sacudido por la pandemia, y que en estos momentos tiene una composición bastante similar al español: una coalición de izquierdas entre socialdemócratas y post-activistas sociales ahora organizados en partidos políticos de izquierda. Allí es el Movimiento 5 Estrellas, aquí es Podemos, aunque aliados con IU.

"Mira lo que le pasó a España, es increíble. Está destrozada y otros tantos países están destrozados. Nadie pensó que una cosa así pudiera pasar. Es muy, muy triste", dijo Trump. Su intención sí es evidente: en EEUU se ha hecho lo mejor posible y otros están situaciones peores, como España. Por supuesto, ninguna palabra contra gobiernos aliados, como el del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil, y sí muchas críticas a la OMS por supuestas simpatías con el régimen comunista chino.

Pero hay mucho más: Trump formó parte de un eje negacionista de lo más dispar. Entre los gobernantes que quitaron importancia a la epidemia antes de convertirse en pandemia letal estuvieron el mexicano López Obrador, el chileno Sebastián Piñera, el mencionado brasileño Bolsonaro, el primer ministro británico, Boris Johnson... Más allá de las simpatías que tenga o no tenga por ellos, a Trump le conviene no evidenciar que quienes tardaron en reaccionar quitándole importancia al coronavirus covid-19 han hecho un mal trabajo. Sin embargo, España reaccionó desde marzo con la alertas de los expertos sanitarios, siendo uno de los primeros países del mundo en imponer el confinamiento a la población.

No queda lejos tampoco las restricciones e imposiciones arancelarias a productos europeos especialmente duros para España, como por ejemplo cargando las importaciones de aceituna y aceite español, entre otros productos. Fue una respuesta al intento por legislar en contra de la actividad de baja tributación de corporaciones multinacionales estadounidenses como Facebook, Uber o google en nuestro país.

La realidad es que hay muchas críticas a cómo la Administración Trump ha afrontado esta crisis. De momento hay unos 800.000 casos de contagio y ya más de 42.000 fallecidos. Es cierto que es un país con 328 millones de habitantes, pero el número de víctimas e infectados es altísimo, la saturación sanitaria empieza a ser preocupante y allí los seguros médicos son un auténtico caos de desprotección de la ciudadanía más vulnerable.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com