22 de octubre de 2020, 15:12:23
Nacional


Lo que el coronavirus se llevó: grandes temas en la agenda política han quedado casi olvidados

> La salida de Quim Torra, la negociación con Cataluña, la mesa agraria, 'caso Ábalos', elecciones vascas y gallegas...



Nuestro país, como tantos otros, han visto cómo la crisis sanitaria del coronavirus, que luego será económica, ha apartado de la agenda política grandes temas y asuntos pendientes, que ahora casi han quedado olvidados. O al menos forzosamente apartados.

Para algunos puede suponer un alivio, si es que estaban implicados de manera negativa y ahora ganan tiempo, pero en algún momento habrá que recuperar pilares básicos del funcionamiento de la política nacional. Es el caso de asuntos pendientes en España como son los siguientes:

La salida de Torra

La salida definitiva del president catalán por su inhabilitación, que es un asunto pendiente. Quim Torra fue inhabilitado para ser diputado catalán y quedó pendiente si puede seguir en el cargo al frente de la Generalitat. Además, quería o pretendía dar una fecha para el adelanto electoral en Cataluña, pero ante el panorama actual no hay calendario previsto para la agenda electoral y los partidos no están preparados para afrontarla en estos instantes.

La mesa de diálogo

Gobierno central y partidos catalanes quedaron, tras una primera reunión en febrero, en citarse al menos una vez al mesa para seguir sentándose en la mesa de diálogo y debatir asuntos relativos al futuro encaje político de Cataluña. El compromiso para hacerlo fue lo que permitió formar el gobierno de Pedro Sánchez y hoy por hoy las mayorías parlamentarias, aunque resultan algo abstractas, siguen siendo una realidad matemática. Sobre todo cuando en algún momento regrese la actividad parlamentaria plena en el Congreso y veamos cómo PSOE y Unidas Podemos necesite los apoyos de Esquerra Republicana.

Las elecciones vascas y gallegas

Iban a celebrarse elecciones autonómicas vascas y gallegas el domingo 5 de abril pero como es sabido, tuvieron que cancelarse sine die. Nadie comenta nada por ahora y la realidad es que, aunque en países de primer orden como Francia o Corea del Sur se han visto celebrar procesos electorales, en España nadie quiere mover ficha para afrontar un evento tan multitudinario en colegios electorales, y menos con el nivel de contagios y la crisis sanitaria aún encendida.

La mesa agraria

En las semanas antes de que todo estallara en lo relativo a la epidemia de coronavirus, el campo estaba en las calles de las grandes ciudades para protestar por su situación económica. Agricultores y ganaderos, bien organizados, estaban solicitando al Gobierno una solución a su situación, denuncian que lamentable. El Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, había acordado una mesa agraria para escuchar sus solicitudes y negociar un nuevo futuro en el sector, pero todo ha quedado cancelado.

Caso Ábalos o Delcy Gate

Como prefieran llamarlo, pero el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, iba a enfrentrarse a estos días a una batalla política sin cuartel por su conocido caso de la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, a quien recibió en el aeropuerto de Barajas en enero sin informar ni tomar decisiones sobre su posible detención por pisar suelo europeo. La oposición casi en pleno pedía la cabeza del también dirigente del PSOE, pero el político se ha visto beneficiado por la crisis del coronavirus para que se deje de hablar de su problema.

Pin parental

Ahora con el curso escolar en entredicho y otros problemas derivados de la suspensión de las clases, nadie quiere entrar en materia sobre el derecho de los padres a vetar cierta formación que pueda ser contraria a sus valores ideológicos o religiosos. El famoso pin parental, como se llamó desde hace meses, es otra de las actuales entelequias.

Presos catalanes

La situación de los presos catalanes, que antes estaban todos los días en boca de todos, se ha visto también retirada al olvido. Los políticos independentistas condenados a años de prisión ven pasar el tiempo en la cárcel sin disfrutar demasiado de algunos de los permisos que tenían para salir a trabajar, aunque sí es cierto que algunos de ellos sí lo han hecho. Pero no todos, como el caso de Oriol Junqueras, que vio frustrado su plan para ser profesor universitario, por ejemplo. También pasa el tiempo para que vayan acabando la parte de la condena que tengan que pasar entre rejas y cuando el confinamiento y la crisis sanitaria acabe, podríamos ir viendo más salidas progresivas y hasta un primer acercamiento al tercer grado.

Los planes y la agenda gubernamental

El gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos había comenzado recientemente su andadura pero sus primeros 100 días se han visto obligatoriamente reenfocados a otras prioridades de acción. Mientras, han quedado frustrados planes que tenían que ver con un contexto de cierta bonanza económica y recuperación, como aprobar los Presupuestos Generales de 2020, impulsar la agenda verde para la transición ecológica, el paso a la tecnología 5G, la transformación digital, la reforma educativa...

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com