25 de febrero de 2021, 14:22:47
Nacional


El segundo informe del 8-M, plagado de acusaciones, reconoce que no se puede demostrar relación directa con los contagios

> El forense es Lorenzo Rego, relacionado con los Legionarios de Cristo y pensamientos homófobos



En algunos medios como la 'SER' ya se ha filtrado el segundo informe, el forense, sobre las manifestaciones feministas del 8-M y las posibles responsabilidades penales de los responsables políticos por autorizarlas pese al comienzo de la epidemia del coronavirus. Se caracteriza por contener algunos juicios de valor y meras conjeturas y una clara intencionalidad acusatoria contra representantes políticos.

Dicho informe forense, de 59 páginas, lo tiene en su mesa la jueza Carmen Rodríguez-Medel, del juzgado de instrucción número 51 de Madrid, y aunque señala culpables y responsables por la evolución de la epidemia, admite que no se puede demostrar una relación directa entre los contagios masivos y la celebración de dichas marchas feministas.

Otra cosa es que este informe se despacha a gusto contra los que permitieron estas manifestaciones. Porque sí lo hace, y mucho. Señala especialmente a Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

En concreto, en un apartado del informe, el perito escribe sobre su "impresión": "Después de todo lo estudiado, tengo la impresión de que a finales de enero de 2020 había un adecuado conocimiento de la situación y se minimizó el riesgo que el coronavirus entrañaba, creyendo o diciendo que era como una gripe. Esa infravaloración del peligro está bien representada por Fernando Simón en alguna alocución pública".

Este informe, que es el segundo tras el polémico informe de la Guardia Civil, considera que desde finales de febrero había "un alto índice de sospecha de que el país iba hacia una hecatombe" y que "se sabía cuáles eran las medidas que había que adoptar para evitarlo". Concluye, sin citar fuentes científicas, que "la situación de hecatombe en España se veía venir", como mera conjetura.

El informe está claramente enfocado a apuntar a la manifestación del 8-M y habla de "conocimiento popular" como una ciencia para evitar lo ocurrido: "No porque lo diga la OMS, ni siquiera la ministra Irene Montero, sino que forma parte del conocimiento popular, las concentraciones de personas en contacto estrecho facilitan la transmisión de enfermedades infecciosas respiratorias".

Para el forense, desde el 20 de enero “la situación era conocida a la perfección por todos los intervinientes. El ministro Salvador Illa, el director del Centro de Emergencias, Fernando Simón, la Directora General de Salud, Pilar Azcárraga, y el propio acusado, el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco". Y amplía la culpa al consejero de Sanidad en Madrid, Enrique Ruíz Escudero.

Luego, el forense redacta hasta 12 conclusiones, en las que al final termina reconociendo que "no es posible saber si una persona que haya asistido a cualquiera de las manifestaciones celebradas en dichos días y que haya resultado infectada por el covid-19 lo haya sido en esas concentraciones masivas o en otro lugar, transporte público, establecimiento público, etc."

Recuerda que la OMS advirtió el 14 de febrero "sobre la necesidad de hacer una valoración de riesgos" para la salud de cara a reuniones masivas y las recomendaciones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, fechado el 2 de marzo, que no se cumplieron y donde "cobra especial interés la medida de distanciamiento social".

El informe, al final, se acusa formalmente a la Delegación del Gobierno en Madrid de conocer la "situación de epidemia" y de no prohibir la manifestación pese a ser "conscientes del peligro que entrañaba para los ciudadanos".

El forense es Lorenzo Rego, relacionado por algunos medios con los Legionarios de Cristo y pensamientos homófobos, debido a que su hermana organizó supuestamente cursos para "curar" la homosexualidad.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com