28 de noviembre de 2020, 18:40:04
Nacional


La mayoría del Congreso, incluido Ciudadanos, aprueba la retirada de honores a 'Billy El Niño'



La izquierda en bloque, además de Ciudadanos y otras formaciones que sostuvieron la investidura de Pedro Sánchez, exigirá hoy al Gobierno que lleve al fin a cabo el plan de retirar las condecoraciones y honores al policía de la etapa franquista Antonio González Pacheco, conocido como el 'Billy el Niño', acusado de torturas.

Tras adelantarlo ayer miércoles, será este jueves cuando esta mayoría saque adelante una proposición no de ley para instar al Ejecutivo de coalición, comandado por el PSOE, a que cumpla con su designio. Votarán todos a favor, incluso Ciudadanos, pero no PP y Vox.

La iniciativa parlamenaria es de Unidas Podemos y se ha acelerado tras el fallecimiento del policía durante el estado de alarma por coronavirus.

El Gobierno lleva más de un año con este compromiso en firme pero sin cumplir con él, por mucho que proviene de la época de Podemos en la oposición en tiempos de Mariano Rajoy como presidente, y que luego el PSOE llegase al poder tras la moción de censura. La excusa esgrimida en todo este tiempo ha sido la dificultad administrativa y legal para llevar a cabo esta retirada de medallas. Eso sí, aparecía incluso en el programa electoral socialista.

El Ministerio del Interior de Marlaska lleva meses estudiando cómo proceder y reconoce que es "complicado" quitar estas condecoraciones porque legalmente parece imposible, ya que cuando se le otorgaron estos honores policiales no había una normativa que regulase su retirada por ningún motivo.

Ayer miércoles, tras un debate en el Congreso, el diputado socialista Felipe Sicilia reconoció las dificultades encontradas, pero generando algo de optimismo: si pudieron sacar a Franco del Valle de los Caídos, asimismo se podrá retirar las medallas de 'Billy el Niño'.

La mayoría de PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos, que en total suman 165 escaños, era más que suficiente, aunque ha contado con apoyos de otros grupos parlamentarios, los que facilitaron la investidura de Pedro Sánchez.

La excusa del PP para no apoyar esta iniciativa es que el PSOE se ha dejado "arrastrar" por las posiciones radicales de Podemos y que está promovida desde una "tentación revisionista" de la historia con la que no se está a favor, como ocurre con la Ley de Memoria Histórica. El PP ha optado por la abstención, pero uno de sus diputados, Adolfo Suárez Illana, ha roto la disciplina de voto y ha rechazado la iniciativa.

Suárez Illana ha votado 'no' al igual que lo ha hecho el partido de Santiago Abascal. Vox se escuda en que es un "delirio jurídico" y una idea "propia de la barbarie y contra la civilización" promovida por políticos de la "ideología más mortífera de la historia", en referencia al comunismo.

Las posiciones más radicales las defendieron partidos como EH Bildu y la CUP, que quieren ir más lejos y admitir las torturas durante la etapa democrática también.

Más País-Compromís apoyará la iniciativa e incluso pide celeridad. De hecho, la intervención más mediática fue la de su principal rostro, Iñigo Errejón, quien fue aplaudido incluso por sus ex compañeros de Podemos a la hora de recordar que su padre fue torturado por Billy el Niño y que su progenitor "no es menos español que usted, luchó por la libertad y la sangró", en respuesta a un reproche desde la bancada de Ciudadanos.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com